La Audiencia de Barcelona ve «excesos policiales» de la Guardia Civil en un centro del 1-O

La Sección Quinta de la Audiencia de Barcelona ha considerado que hubo «excesos policiales» de la Guardia Civil al intentar impedir el referéndum del 1 de octubre en un instituto de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona).

Naiz|Barcelona|2018/11/08 18:25|Iruzkin 1

El tribunal considera que no hacía falta «golpear con porras y defensas de forma inopinada y sorpresiva» a los ciudadanos que querían evitar la entrada de la policía, pese a que los agentes tenían órdenes de impedir la votación y que era necesario el uso de la fuerza si las personas allí concentradas se oponían, como señalan los magistrados.

Indica que se hubiera podido conseguir el mismo resultado aunque con más tiempo «sacando a los congregados por la fuerza: agarrándolos y arrastrándolos», y que también hubo casos concretos de golpes a ciudadanos sin mediar agresión física previa y sin finalidad aparente.

El tribunal afirma que no fue una actuación proporcional, argumentando que los mandos policiales deberían haber valorado que para lograr su objetivo de evitar la votación «era altamente probable lesionar» a los ciudadanos que querían que el referéndum se hiciera.

Asegura que, si bien parar la votación suponía cumplir las órdenes judiciales, si se hubiera permitido, no hubiera tenido las consecuencias jurídicas pretendidas por los organizadores del referéndum por ser antijurídica, y añade: «Nótese que en otros lugares de Catalunya no hubieron actuaciones policiales, las votaciones se realizaron y se suministraron resultados, sin consecuencia jurídica alguna».

Todas las diligencias

La resolución, que tiene el voto particular en contra de una magistrada, estima un recurso de 13 afectados y la Fiscalía contra la decisión del Juzgado de Instrucción 2 de Manresa de no realizar diligencias de investigación solicitadas, como identificar a los agentes que participaron en la actuación policial, EN la que resultaron heridas leves 14 personas.

El tribunal acuerda de esta manera permitir todas las diligencias solicitadas por las distintas partes: que se identifique a los agentes para que declaren como testigos o investigados, la declaración de un teniente como investigado, un informe de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre la actuación en la comarca del Bages, grabaciones y documentación como órdenes escritas, entre otras.