La comisión sobre Caja Navarra analiza un posible delito fiscal de Enrique de Mulder

La comisión que investiga la desaparición de Caja Navarra ha acogido cuatro comparecencias relacionadas con la empresa Viálogos Capital Humano, a petición de Podemos-Orain Bai para intentar analizar un posible delito fiscal del ex-consejero delegado de esa compañía, Enrique de Mulder.

Naiz|2018/11/09 13:59
Mulder
A la izquierda, el responsable de Viálogos, Enrique de Mulder.

Los encargados de declarar en la sesión de hoy han sido Javier Martínez Escudero, César Esparza Larramendi, Carlos Ayesa Villar y Carmen Pérez Miguel, todos ellos sobre su relación con la empresa Viálogos.

Mulder fue contratado como director gerente de Viálogos Capital Humano, propiedad de CAN, entre 2005 y 2009, y según la teoría de la parlamentaria de Podemos-Orain Bai, Tere Sáez, se le pagaron «importantes» cantidades a través de otra compañía, llamada Norman Asesores y en la que no figuraba como empleado, y Mulder no habría tributado lo correspondiente.

«Hay un pago de cerca de tres millones a una empresa, Norman Asesores, que nadie ha declarado, no ha habido ningún trabajo. Si eso se ha cobrado y no se ha declarado en Hacienda, ha habido un fraude», ha señalado.

El que fuera directivo de CAN desde 2005 hasta su integración en Banca Cívica y consejero en alguna de las sociedades Viálogos, Carlos Ayesa, no ha podido esclarecer qué tipo de trabajos realizó la empresa Norman Asesores para Viálogos porque «la labor de un consejero no es conocer cada uno de los contratos que firma la compañía».

«Un consejero no puede mirar cada uno de los contratos que existen dentro de esa sociedad», ha argumentado Ayesa que, por el contrario, ha indicado que la contraprestación que recibía el encargado de la dirección efectiva de la compañía «es algo que puede parecer mucho o poco, pero para una persona con el nivel profesional de Enrique de Mulder estaba dentro de las condiciones habituales de mercado».

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que De Mulder no tributara lo correspondiente y que Norman Asesores no declarase que lo tenía contratado, Ayesa ha respondido que «no es responsabilidad de un consejero saber si luego esa persona ha cumplido o no las obligaciones fiscales, eso es una responsabilidad suya».

«Lo que pase del contrato hacia la otra parte no es mi responsabilidad. Como consejero debo velar por que aquello para lo que está esta persona, que es la dirección efectiva de la compañía, se lleve a cabo de manera razonable. Y eso, en mi opinión, se produce», ha reivindicado.

Según el calendario previsto, una vez finalizadas estas intervenciones solo quedarían por declarar los expresidentes del Gobierno de Nafarroa Yolanda Barcina (2011-15) y Miguel Sanz (1996-2011), y el exconsejero de Economía y Hacienda Álvaro Miranda.