Trump suspende durante noventa días la entrada de inmigrantes a través de la frontera con México

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha firmado este viernes la suspensión durante 90 días de la entrada de inmigrantes a través de México y el endurecimiento de las restricciones para la concesión de asilo.

Naiz|Washington|2018/11/09 18:43
Concen
Concentración ante la Casa Blanca en defensa del Temporary Protected Status (TPS). (NICHOLAS KAMM / AFP)

Estas nuevas restricciones, promulgadas ante la posible llegada de cientos de personas que marchan en caravana hacia la frontera de Estados Unidos, se amparan en las restricciones de viaje emitidas precisamente por la Casa Blanca a principios de 2017, orientadas entonces contra países de mayoría musulmana.

«La entrada de cualquier extranjero en Estados Unidos a través de la frontera internacional entre Estados Unidos y México queda aquí suspendida y limitada a los 90 días después de la fecha de esta proclamación», según el texto oficial.

Sin embargo, se espera que este nuevo paquete de restricciones se enfrente a los mismos obstáculos legales que atravesó su veto migratorio del año pasado. Organizaciones por la protección de los inmigrantes ya han recordado que las leyes estadounidenses extienden claramente las protecciones de asilo a cualquier persona que llegue a los Estados Unidos y exprese su temor a la persecución, sin importar cómo ingresen al país.

La Administración, por contra, mantiene que la entrada ilegal en EEUU es un delito federal, refrendado por el Tribunal Supremo, y que tiene plena potestad para retirarles su derecho a la protección.

«La continua y amenazadora migración masiva de extranjeros sin motivo de ingreso a Estados Unidos a través de nuestra frontera sur ha precipitado una crisis que socava la integridad de nuestras fronteras», según la proclamación de Trump.

«Por lo tanto, debo tomar medidas inmediatas para proteger el interés nacional y mantener la eficacia del sistema de asilo para los solicitantes legítimos que demuestren que han huido de la persecución y garantizan los muchos beneficios especiales asociados con el asilo», añade.

«Los extranjeros que ingresen ilegalmente a Estados Unidos a través de la frontera sur en contravención de esta proclamación no podrán pedir asilo en virtud de este nuevo reglamento que ha entrado en vigencia hoy», sentencia.