ELA denuncia que Anoeta se está remodelando «a base de precariedad y fraude»

ELA ha denunciado que el estadio de Anoeta se está remodelando «a base de precariedad y fraude» con el único objetivo de que la Real Sociedad «pague lo menos posible» aunque ello suponga poner en riesgo la seguridad de los trabajadores e incluso de los espectadores con una apertura que, a su juicio, fue precaria.

Naiz|Donostia|2018/12/05 16:36|0 iruzkin
Anoeta
Las obras de Anoeta, el pasado mes de setiembre. (Maialen ANDRÉS / FOKU)

«Si la seguridad de los puentes se prueba con camiones, Anoeta se probó con espectadores», ha afirmado el responsable de Construcción y Obras Públicas de ELA, Igor San José, quien ha presentado un informe elaborado por este sindicato para denunciar «la precariedad y el fraude» en la remodelación del estadio donostiarra.

San José ha dicho que «todo empieza cuando Anoeta Kiroldegia presupuesta la obra en 50 millones de euros», una cifra «absolutamente irreal y a todas luces sospechosa» ya que, según los cálculos de esta central, su coste real «en ningún caso estaría por debajo de 70 millones de euros».

«Todo parece indicar que el único objetivo es que la Real Sociedad pague lo menos posible», aunque ello implique que sean las «condiciones sociolaborales de los trabajadores» y las aportaciones de dinero público las que subsanen «el agujero».

San José ha querido dejar claro que «una cosa es la afición al fútbol o el amor a unos colores, y otra bien distinta el fraude consentido con el dinero de todos» en unas obras en las que los trabajadores tienen condiciones «precarias y fraudulentas» y se «incumple» el convenio del sector.

Ha señalado que ELA ya ha presentado en diferentes instancias laborales denuncias contra 17 subcontratas y contra la propia UTE Anoeta Zelaia, algunas de las cuales ya han derivado en sanciones para las empresas.

«Jornadas abusivas» y «retribuciones de miseria»

Entre las irregularidades denunciadas por ELA figuran «jornadas abusivas de hasta doce horas», retribuciones «de miseria» con una deuda de «más de 4,5 millones de euros en salarios y cotizaciones» y la «cesión ilegal de empleados».

ELA también ha puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo la existencia de más de 130 trabajadores con supuestos documentos falsos referidos a reconocimientos médicos y cursos de prevención y riesgos laborales que se exigen para poder trabajar en la construcción.

San José se ha referido a la apertura parcial del estadio de Anoeta el pasado 15 de setiembre para acoger el partido Real Sociedad-Barcelona. «Ese era el objetivo prioritario de la Real Sociedad e instituciones involucradas y para ello se permitió de todo: jornadas y ritmos de trabajo de escándalo, constantes incumplimientos en materia de prevención y seguridad laboral, acabados de obra sospechosamente precarios y licencias de apertura premeditadas».

San José ha anunciado que ELA solicitará reuniones con el alcalde de Donostia, Eneko Goia, y con los diferentes partidos políticos para darles a conocer el contenido de este informe y pedirles que actúen al respecto.