Las trabajadoras de ayuda a domicilio de Bizkaia piden la implicación de Emakunde

Las trabajadoras en huelga del servicio de ayuda a domicilio de Bizkaia han reclamado la implicación de Emakunde para mejorar las condiciones de este sector feminizado y poco valorado.

Naiz|Bilbo|2018/12/27 17:19
Ayuda
Las trabajadoras de ayuda a domicilio se han concentrado este jueves ante la sede del Gobierno de Lakua en Bilbo. (@LABsindikatua)

Los sindicatos ELA, LAB, UGT y USO convocaron huelga y movilizaciones en la ayuda a domicilio de Bizkaia, que emplea a unas 1.500 trabajadoras, los días 24, 26, 27, 28, 29 y 31, mientras que CCOO, mayoritario en el sector, llamaba únicamente a parar los días 24 y 31, Nochebuena y Nochevieja.

Este jueves las huelguistas se han concentrado ante la sede del Gobierno autonómico en Bilbo para reclamar la implicación de Emakunde en su conflicto laboral. Ayer la movilización fue ante Eudel, por ser los ayuntamientos quienes subcontratan y financian este servicio para atender en sus casas a personas con dependencia.

La representante de UGT Ana Rosa de la Pinta ha explicado que «no sabemos nada de la patronal, ninguna noticia» desde la última reunión negociadora del convenio, vencido en 2015, el pasado octubre. «Las negociaciones están muertas», ha aseverado.

Ha criticado que los ayuntamientos, aunque en los plenos municipales los partidos aprobaron mociones que recogen sus reivindicaciones, no aplican esos criterios cuando sacan los pliegos del concurso para adjudicar la ayuda domiciliaria.

Sobre el seguimiento que tiene la huelga, ha criticado que los servicios mínimos son del 100% para los usuarios con dependencia de grado 1, 2 y 3, «con lo cual hay que cubrir a prácticamente todos los usuarios del servicio y las compañeras están completamente atadas al trabajo y no tienen disponibilidad. Hay días con bastante más gente y otros no, los servicios mínimos son muy altos».

Las trabajadoras denuncian que los «recortes» de los ayuntamientos han reducido en los últimos 5 años en 8.000 las horas de servicio de ayuda domiciliaria que prestan a personas dependientes, además de empeorar sus condiciones salariales y laborales y hacer que aumente la contratación a tiempo parcial.

Las empleadas de ayuda domiciliaria mañana viernes ante el pleno del Ayuntamiento bilbaino, el sábado 29 en la plaza Unamuno y el lunes 31, Nochevieja, con una manifestación desde Basurto hasta el Consistorio.

Una nueva aportación llega de la mano de la licenciada en Ciencias de la Información, Concha Aretxaga, en la que defiende el carácter público de EiTB como garantía de información veraz y contenidos de calidad. No obstante, también plantea cambios relacionados con la gobernanza del ente público.

UNA EiTB EN LA QUE QUEPAMOS TODAS Y TODOS
Concha ARETXAGA