El mayor valor de los goles fuera de casa elimina a la Real

Donostiarras y béticos han protagonizado una eliminatoria muy pareja tras la que los andaluces se meten en cuartos gracias a los tantos de Canales y Loren en Anoeta, mientras que Zubeldia y Merino han anotado para los locales (2-2). Página especial de NAIZ

@imanolintziarte |Donostia|2019/01/17 21:46
Merino
Mikel Merino porfía con el bético William Carvalho ante la mirada de Oyarzabal. (Gorka RUBIO / FOKU)

La Real se despide de la Copa, que no tendrá representantes vascos en el sorteo de cuartos de este viernes. Tras el 0-0 de la ida en Sevilla, cualquier empate con goles en la vuelta daba el billete al Betis. La Real estaba obligada a ganar, pero tenía a su favor a un público que ha respondido, con más de 21.000 personas en las gradas.

Una vez que se ha abierto el marcador, ha sido el clasico choque copero, vibrante, con emoción, en el que alguno de los dos contendientes tenía que arriesgar para no quedarse en la calle.

Ha dado primero el Betis, que ha hecho honor a su fama de equipo pelotero con Quique Setién en el banco. El gol ha llegado de la zurda de Canales, en un error de los defensas. Cuatro han rodeado a Loren, que tenía el balón de espaldas a la portería, y se han olvidado del exrealista, solo en el corazón del área y que ha agradecido la asistencia de su compañero (0-1, 37’).

La Real necesitaba dos goles. Afortunadamente, el primero ha llegado enseguida, antes del descanso, en un balón parado. Le Normand ha porfiado para cabecear con su envergadura y Zubeldia ha ejecutado con una volea a la media vuelta digna de cualquier delantero de postín (1-1, 40’).

En la reanudación, han tomado la delantera los de Imanol. Joel Robles la ha pateado fuera con su equipo descolocado. El recogepelotas ha estado rápido, la Real ha puesto el balón en juego sin demora y Merino ha cabeceado a la red una excelente asistencia de Januzaj (2-1, 62’).

Cambio de papeles. Pero el Betis se ha mantenido fiel a su estilo de toque. Posesiones largas para ir poniendo cerco a la meta de Moyá. En menos de 10 minutos, Loren ha vuelto a poner a los andaluces por delante en la eliminatoria (2-2, 70’).

Quedaba tiempo, y no se puede decir que la Real no lo haya intentado. Ha encerrado en su área a los verdiblancos, que ni siquiera lograban enganchar algún contraataque. Pero no ha podido ser, no ha llegado ese remate salvador, ese milagro en el descuento, y hasta aquí llega la aventura copera de esta temporada. Página especial de NAIZ