Osasuna prolonga su racha victoriosa a costa de un inoperante Sporting (0-2)

Un inoperante Sporting ha encajado su tercera derrota consecutiva en casa, esta vez ante Osasuna, que se ha aprovechado de dos errores defensivos para prolongar su racha victoriosa y presentar su candidatura al ascenso directo. [Ficha técnica y estadísticas]

NAIZ|IRUÑEA|2019/02/08 23:04

Los rojiblancos, que habían perdido sus dos últimos partidos en El Molinón ante Zaragoza y Deportivo, buscaban una segunda victoria consecutiva tras la conseguida la pasada jornada en Extremadura, pero Osasuna llegaba en su mejor momento de la temporada y los primeros minutos han sido de tanteo en el centro del campo sin que ninguno de los dos equipos haya conseguido imponerse al otro.

La lucha se ha centrado en el centro del campo ya que ninguno de los dos equipos ha sido capaz de llegar a las inmediaciones del área rival más allá de centros laterales muy defectuosos o disparos lejanos que ni siquiera llevaban la dirección de la portería.

Un cabezazo de Unai García que ha salido muy elevado en el saque de una falta ha sido el primer intento rojillo de poner en apuros a un Mariño que al igual que Rubén Martínez en la otra portería apenas han tenido ocasión de intervenir.

Sin embargo, Osasuna ha enlazado unos minutos de fuerte presión sobre la salida del balón del Sporting y ha empezado a crear peligro, lo que ha puesto nerviosa a la defensa local, que se veía incapaz de alejar el balón con cierto criterio.

Primero Torres y luego Rubén García han probado suerte pero sin acierto, a lo que ha respondido el Sporting con una internada por la banda izquierda en una jugada entre Canella y Aitor García que ha resuelto sin apuros el portero rojillo.

Osasuna se ha adelantado en el marcador antes del descanso en el saque de un córner que ha cabeceado hacia atrás Rubén García, lo que ha sorprendido a la defensa local, que no ha acertado a tapar un remate de Oier a pesar de su forzada postura, ya que el balón ha acabado en la red.

La primera parte del Sporting ha sido realmente mala, sin un solo remate a puerta y sin ideas para jugar el balón, lo que ha permitido a Osasuna irse al descanso sin apenas haber pasado apuros en los primeros 45 minutos.

Los aficionados locales estaban expectantes para ver lo que podían ofrecer los refuerzos llegados en las últimas horas del mercado de invierno como Aitor García e Ivi López pero ambos han estado tan mal como el resto del equipo.

Para colmo de males, el central Peybernes se ha lesionado a falta de dos minutos para el descanso y José Alberto ha tenido que echar mano de Carlos Cordero, un lateral pero al que el técnico rojiblanco también utilizó como central en su etapa en el filial.

Este incidente ha hecho variar el dibujo táctico de los rojiblancos, ya que José Alberto ha apostado por jugar con tres centrales, Álex Pérez, Cristian Salvador y Cordero y con Geraldes, y Canella como carrileros.

Además del cambio táctico, el técnico del Sporting ha dado entrada a un segundo delantero, Álex Alegria, en lugar de Ivi López cuyo debut en El Molinón no será precisamente recordado por los aficionados.

El juego, sin embargo, no ha variado con respecto a la primera mitad con un Sporting sin ideas y un Osasuna que buscaba más guardar su portería que buscar el segundo gol que, no obstante ha estado a punto de conseguir y si no lo ha hecho ha sido por un estrepitoso fallo de Torres, que ha chutado estando solo y sin portero.

El mal juego local ha provocado constantes silbidos desde la grada, que veía como su equipo podía encajar la tercera derrota consecutiva en campo propio y, lo que es peor, dejando una pésima imagen.

Torres ha tenido otra ocasión clara y esta vez no la ha desaprovehcado al rematar de potente tiro a media altura un balón que ha pasado por entre tres defensas rojiblancos sin que ninguno haya acertado a despejar.

Un gol que ha acabaado con la paciencia de los aficionados, que veían como las opciones de luchar por el ascenso se escapaban a marchas aceleradas mientras que Osasuna, sin hacer un buen partido, prolonga su excelente racha de resultados y presenta su seria candidatura al ascenso directo.