La Mesa del Parlamento navarro avala la continuidad de Aznarez en el grupo y la presidencia

La presidenta del Parlamento de Nafarroa, Ainhoa Aznarez, continuará en el cargo tras rechazar la Cámara su exclusión del grupo de Podemos por el que fue elegida, como habían solicitado los miembros críticos de la formación, a la que ya no pertenecen, unidos ahora bajo la denominación de Orain Bai.

Naiz|2019/02/11 11:41|0 iruzkin
Parlamento
Aznarez seguirá siendo la presidenta de la Cámara tras haber sido rechazada la solicitud de expulsión del grupo parlamentario solicitada por Orain Bai. (PARLAMENTO DE NAFARROA)

Así lo ha decidido la Mesa del Legislativo tras estudiar el informe de los servicios jurídicos sobre la petición de exclusión de tres de los miembros del grupo Podemos-Orain Bai por los otros cuatro que ya no pertenecen al partido, al entender que no se cumplen los requisitos para que la comunicación de la expulsión sea validada.

El escrito de exclusión Orain Bai ha sido rechazado por tres votos (Podemos, Geroa Bai y EH Bilu) contra dos a favor (UPN) en la Mesa de la Cámara, que asimismo ha rechazado otro informe de Orain Bai con sus alegaciones.

Los cuatro parlamentarios de Orain Bai (Laura Pérez, Carlos Couso, Fanny Carrillo y Rubén Velasco) solicitaron la salida del grupo de los tres miembros de Podemos (la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznarez, y sus compañeros Mikel Buil y Tere Saez) amparados en el acta de una reunión en la que así se acordó, que presentaron para que la Mesa de la Cámara se diera por enterada de la decisión, si bien un informe definitivo ha apreciado defectos de forma.

Tras conocer las posiciones, Laura Pérez, Orain Bai, ha criticado duramente ante los periodistas que la decisión se haya tomado en base a informes «no vinculantes» y ha alertado de que se sienta «un precedente muy peligroso», al tiempo que anunciaba que estudiarán «todas las posibilidades» -ha aludido al Defensor del Pueblo- que puedan utilizar para derogarlo por entender vulnerados sus derechos.

«Estamos viendo cómo se han ido avalando criterios jurídicos ‘ad hoc’, que se asume el chantaje, y se está avalando que la presidenta esté por encima del bien y el mal por la gracia del cuatripartito», una situación que «produce cierto bochorno y vergüenza ajena» porque «se nos está dejando fuera del cambio y además en nombre del cambio», ha dicho Pérez sobre la pérdida de mayorías que el cuatripartito hubiera sufrido de haberse tomado en consideración su solicitud.

Por parte del resto del cuatripartito, Unai Hualde, Geroa Bai, ha justificado su voto en la Mesa en la «responsabilidad y seguridad jurídica» de su actuación, amparada en el informe jurídico que apreciaba defectos en el escrito de Orain Bai, corriente que ha criticado por su «espectáculo lamentable» al igual que la actuación de UPN, que «ha actuado más por urgencias electorales».

Por EH Bildu, Adolfo Araiz ha coincidido en cimentar en las «razones jurídicas» su voto, pero ha reconocido que también hay «consideraciones políticas», como son las mayorías que se hubieran roto de haber complacido a Orain Bai, ha dicho tras apelar a la «unidad» del cuatripartito y a la «obligación» que asumieron los 26 parlamentarios que lo conforman.

En cuanto a los partidos de la oposición, Javier Esparza, UPN, ha aludido al «culebrón» con el que ha comparado la crisis de Podemos y ha advertido del «ridículo absoluto» desempeñado a su juicio por Orain Bai, de quien «se están riendo Geroa Bai y EH Bildu, controlando los tiempos y las mayorías, haciendo una tutela política».

María Chivite, PSN, no ha entrado en el resultado de lo hoy decidido, pero sí ha sido muy crítica con la «arbitrariedad más absoluta, ninguneo y falta de transparencia» en el funcionamiento de la presidencia del Parlamento, ya que el informe hoy tratado en la Mesa se había publicado en los medios de comunicación pero lo desconocían los portavoces de los grupos.

Mucho más contundente ha sido Ana Beltrán, PPN, con «el día de la marmota de Podemos», ya que tras meses de trámites parlamentarios «la mafia del cuatripartito ha impedido que aquí haya ningún movimiento y Aznarez siga siendo presidenta» .