La Comisión de la Verdad de Colombia se opone a las objeciones de Duque a la JEP

El presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, ha salido en defensa del Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, del que forma parte la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). «Necesitamos una JEP robusta, rodeada de la confianza de las instituciones, respetada en su autonomía», ha afirmado.

Ainara Lertxundi|2019/03/14 15:55
Cali
Movilización realizada el miércoles en Cali en defensa de la Jurisdicción Especial para la Paz. (Luis ROBAYO/AFP)

El anuncio del presidente colombiano, Iván Duque, de objetar seis artículos de la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), sigue generando posicionamientos en contra. Incluso, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha expresado su «profunda preocupación» por las objeciones de Duque y ha respaldado el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición acordado en La Habana entre las FARC-EP y el Gobierno de Juan Manuel Santos y, en particular, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En una comparecencia en Bogotá, el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, ha emplazado a «proteger este sistema». «Necesitamos una JEP robusta, rodeada de la confianza de las instituciones y de los ciudadanos, respetada en su autonomía», ha subrayado.

«La verdad es el centro de este sistema. Y, por primera vez, de manera única entre todas las comisiones de la verdad en el mundo, esta comisión es una institución del Estado, autónoma. Es la primera vez que el Estado mismo se compromete a trabajar en el esclarecimiento de la verdad, más allá de intereses de poder o de dinero».

«Esta marcha hacia la verdad de todos no la vamos a detener por nada», ha asegurado. «Colombia se ha ganado un lugar de honor entre las naciones del mundo como ejemplo en la búsqueda de la paz. No podemos perder este reconocimiento que nos ennorgullece como colombianos», ha remarcado Rioux.

A los excombatientes de las FARC-EP «les pedimos que no pierdan esa confianza ante el debate político en que estamos. La paz no es un asunto de partidos». «Hay un futuro grande en la verdad que podemos construir sobre la justicia y acogiendo nuestra diversidad y nuestras diferencias. Invitamos a mantener el apoyo decidido a la convivencia y la reconciliación. A que la paz deje de ser terreno de polarizaciones y de odios», ha subrayado.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK