Partidos y sindicatos aplauden la dimisión de Darpón y coinciden en que «llega tarde»

EH Bildu, ELA, LAB, CCOO y ESK han coincidido a la hora de señalar que la dimisión de Jon Darpón como consejero de Salud era «necesaria», pero consideran que ha llegado «tarde». El PNV, sin embargo, ha denunciado la «campaña de acoso y derribo» con la que, a su juicio, la oposición, de manera «infame» ha alimentado «la mentira, el ruido y la sospecha» sobre Darpón.

naiz|2019/03/14 14:28

La parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera ha considerado que «el cambio de caras» que traerá la dimisión del consejero de Salud, Jon Darpón, «no es suficiente» porque es necesario modificar el modelo de OPE y la política de personal en Osakidetza. En declaraciones en los pasillos de la Cámara, Ubera ha dicho que la dimisión de Darpón «llega tarde», aunque ha valorado que este finalmente haya «asumido la responsabilidad política que viene con el cargo».

Ha censurado la actitud mostrada por Darpón y por Lakua desde que se denunciaron por primera vez irregularidades en la OPE, porque siempre han «negado» estas acusaciones y «dado la espalda» a iniciativas encaminadas a cambiar el modelo de OPE y «esclarecer lo ocurrido». Su dimisión es «un paso más en lo que queda por hacer» porque ahora el cambio en la política de recursos humanos de Osakidetza es «más necesario que nunca» y además se debe investigar qué pasó «para que no vuelva a ocurrir».

El presidente del PP en la CAV y parlamentario, Alfonso Alonso, ha responsabilizado al lehendakari, Iñigo Urkullu, de la dimisión de Darpón, por no haber «sabido manejar la crisis» de las irregularidades en la OPE. En declaraciones en el Parlamento, Alonso ha valorado las «bondades» de la gestión de Darpón, con quien su grupo ha tenido «una buena relación». «No carguemos contra la persona, defendamos el legado de lo bueno que hizo», ha dicho.

Alonso ha dicho no obstante que su Departamento hizo una «deficiente gestión» del «escándalo» de la OPE y se ha preguntado «por qué se ha llegado tan lejos, por qué no se supo reaccionar, cómo no se supo controlar y cómo se han gestionado absolutamente tan mal las dudas e incertidumbres en torno a esas oposiciones».

La parlamentaria de PSE Natalia Rojo ha considerado que tras la dimisión del consejero toca «concentrarse» en mejorar el modelo de oposiciones para garantizar su «plena seguridad y transparencia». Rojo, que ha deseado a Nekane Murga, sustituta de Darpón, que trabaje «dejando a un lado todo lo que ha pasado», ha señalado que tras la renuncia de Darpón «ya no hay excusas para que nos distraigamos».

Sin embargo, el grupo del PNV en el Parlamento ha denunciado la «campaña de acoso y derribo» con la que, a su juicio, la oposición, de manera «infame», ha alimentado «la mentira, el ruido y la sospecha» sobre Darpón, del que ha destacado una gestión «transparente y diligente».

Por su parte, la responsable de ELA en Osakidetza, Elena Saavedra, ha afirmado que la dimisión del consejero «llega tarde». «Entendemos que el consejero no ha tenido, en ningún momento, una voluntad real de investigar y de aclarar los sucedido», ha criticado.

Además, ha advertido de que «esto en ningún caso puede suponer un cambio de caras». «Es decir, que el consejero Darpón salga y entre otra persona nueva, no quiere decir que, de manera automática, los problemas que tiene el ente se vayan a solucionar», ha señalado.

En un comunicado, LAB ha afirmado que Darpón era el «último responsable» de la OPE y, por tanto, «no podía permanecer en el cargo por más tiempo». «Por lo tanto, su dimisión es una buena noticia, pero que por desgracia, tenía que haber llegado mucho antes», ha asegurado.

A su juicio, desde que se destapó «el escándalo de las filtraciones en la OPE», el papel jugado por Darpón ha sido «inaceptable» y, en vez de investigar lo ocurrido hasta el fondo, «el consejero ha intentado ocultar la realidad, quitando importancia a las graves irregularidades denunciadas, arremetiendo contra quienes hemos presentado las denuncias y mintiendo una y otra vez para intentar negar lo que era innegable».

ESK, asimismo, ha confiado en que, tras la dimisión de Jon Darpón, «que llega tarde», se inicie «un proceso que dé como resultado una sanidad pública más transparente y más democrática, que acabe con los 'reinos de taifas'» en Osakidetza. Para ESK, «es hora de iniciar un proceso en Osakidetza que dé como resultado una sanidad pública más transparente y más democrática que acabe con los 'reinos de taifas' que anidan en los hospitales y centros de salud» y «que instaure una política de acceso al empleo público que garantice la igualdad, mérito y capacidad».

El secretario general de la Federación de Sanidad de CCOO Euskadi, Iñigo Garduño, ha afirmado que la dimisión de Darpón era «inevitable», y coincide en que «llega tarde». En este sentido, Garduño ha indicado que lo que reclamarán al nuevo consejero o consejera es que negocie con los sindicatos en la mesa sectorial las medidas que haya que adoptar porque las centrales sindicales «conocen de primera mano cómo son las OPEs y lo que suponen».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK