Trapero no deja indiferente a nadie en su declaración ante el Supremo

El ex mayor de los Mossos ha declarado hoy en el TS, donde ha contestado a preguntas de acusaciones, defensas… y hasta del propio presidente de la Sala, en una escena no vista hasta ahora en el juicio. Ha defendido a capa y espada el papel de la policía catalana y ha dejado ir una bomba con doble filo también para las acusaciones: dos días antes de la DUI tenían preparado un operativo para detener a Puigdemon y los consellers por si llegaba la orden.

@zalduariz|2019/03/14 19:32
Loading player...

La declaración del ex mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero ha empezado a las 11.00 y ha acabado al filo de las 19.00. Un largo interrogatorio –con recesos y pausas para comer– en el que ha explicado y defendido largamente el papel de la policía catalana durante el otoño de 2017. Sus respuestas han supuesto una sacudida tanto para acusaciones como para defensas y marca, probablemente, un antes y un después en el juicio contra el independentismo catalán.

Sobre los sucesos del 20 de setiembre ante la conselleria de Economía, sobre los que se construye la acusación contra los Jordis, Trapero ha señalado muy tajantemente que la secretaria judicial pudo haber salido por la puerta principal gracias al doble cordón de seguridad habilitado por la Brigada Móvil de los Mossos y los voluntarios de la ANC, y que si propuso la salida por el patio trasero fue para no tener que volver a abrir el pasillo después de que se cerrase debido al prolongamiento del registro judicial en los despachos de la conselleria.

El plato fuerte de su declaración, en cualquier caso, se centraba en el 1 de octubre y los días previos. Tal y como era de prever, Trapero –que ha declarado con su abogada al lado, ya que esta imputado por rebelión en la Audiencia Nacional española– ha defendido el papel del cuerpo policial catalán, asegurando que actuaron obedeciendo las órdenes de la Fiscalía y el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

También ha añadido que, aunque protestaron por la imposición del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos como coordinador de las tres fuerzas policiales, acataron la orden de la Fiscalía en ese sentido. Igualmente, ha recordado que las instrucciones del ministerio público fueron cambiando durante los últimos días de setiembre, hasta que el 27 de ese mes llegó el auto de la juez del TSJC Mercedes Armas, que invalidó las anteriores órdenes fiscales. Algo que obligó a cambiar constantemente los planes.

¿Y la relación con el Govern?

La parte más llamativa de la declaración, sin embargo, ha llegado en las preguntas sobre la relación con el Govern. Ha dejado muy claro que ni el conseller de Interior, Joaquim Forn, ni ningún otro miembro del Govern dieron pautas a los Mossos sobre cómo actuar, pero ha añadido que las declaraciones que efectuaron señalando que la policía catalana garantizaría la votación sentaron muy mal en el cuerpo. De hecho, Trapero ha calificado dichas declaraciones de «irresponsables».

Asimismo, ha explicado que la cúpula de los Mossos pidió una reunión con Puigdemont, Junqueras, Forn y Forcadell el 28 de octubre. En ella –no acudió la expresidenta del Parlament– advirtieron de posibles conflictos de órden público –«dos millones de personas y 15.000 policías actuando»– y les pidieron «acatar la legalidad». «¿Y qué les dijeron los miembros del Govern?», ha preguntado el abogado de Melero. «Puigdemont nos dijo: hagan lo que tengan que hacer», ha añadido Trapero.

La bomba había estallado, en cualquier caso, bastante antes, cuando a preguntas de Melero, Trapero también dijo que el 27 de octubre, el día de la Declaración de Independencia, llamó al Fiscal Superior de Catalunya y al presidente del TSJC para poner a los Mossos a su servicio. Es más, aseguró que, por si llegaba la orden judicial, desde el 25 tenían un operativo preparado para detener a Puigdemont y a los miembros del Govern.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK