Kirolbet Baskonia cumple el expediente ante Buducnost (82-62)

Kirolbet Baskonia mantiene su sexta plaza de la Euroliga después de batir al Buducnost montenegrino en un partido frío. Huertas y Garino han marcado la diferencia el día en que se ha confirmado la lesión de Janning. Información estadística

Arnaitz Gorriti|2019/03/15 22:20
Baskonia
Marcelinho Huertas le ha dado viveza al juego baskonista (Jaizki FONTANEDA / FOKU)

No ha sido el mejor partido de Kirolbet Baskonia, pero ha superado al Buducnost y gracias a ello se mantiene en la sexta plaza de la Euroliga a falta de cuatro jornadas. Un magistral Marcelinho Huertas ha sido el guía y líder del cuadro gasteiztarra, mientras que Patricio Garino ha ejercido de ejecutor desde más allá de los 6,75 metros, ante un rival que ha mostrado buenas maneras en Norris Cole y su joven pívot Bitadze –aunque ha acabado lesionado en un pie–, pero que jamás ha puesto el peligro el triunfo de los de Perasovic.

Y eso que el Baskonia ha tenido que afrontar este partido con la baja por lesión de Matt Janning, al que se le ha detectado una microrrotura en la fascia plantar de su pie derecho, por lo que causará baja alrededor de seis semanas, aparte de la mala noticia de que un rival directo como Panathinaikos –adversario en tierras helenas de los gasteiztarras en la próxima jornada de la Euroliga– ha ganado al CSKA de Moscú por 77-78 merced a un milagroso triple a tablero de Nick Calathes.

Desde la entrada de Huertas, los gasteiztarras han llevado la batuta ante un rival que no ha peleado la victoria sino que más bien se ha hundido a poco que ha subido la intensidad del juego. Anteriormente, Vildoza ha protagonizado un arranque muy malo, superado por Norris Cole. Sin embargo, la entrada del base paulista ha puesto las cosas en su sitio, poniendo el marcador con 23-15 al final del primer período. Gordic y Earl Clark han asomado en el segundo asalto para evitar la escapada gasteiztarra, al tiempo que Kirolbet Baskonia ha adolecido de falta de acierto en el lanzamiento exterior.

Garino se reivindica

Tras llegar con 39-34 al descanso, el Baskonia ha roto el partido en el tercer cuarto, gracias a una racha de acierto en el triple, con Garino en estado de gracia, y gracias también al trabajo de Voigtmann y Poirier en la defensa del rebote. El alero argentino, además, ha contagiado su intensidad defensiva a sus compañeros, rompiéndose el partido con un parcial de 25-15. Con 64-49 en el marcador –en buena medida gracias al olvido de Jasmin Repesa, al olvidarse de Norris Cole y Bitadze en el momento crítico del encuentro–, el último período no ha sido más que un divertidmento para los poco menos de 10.000 espectadores que se han congregado en Zurbano.

Ya en los últimos minutos, Velimir Perasovic ha decidido dar descanso a sus jugadores más importantes y ofrecer minutos para Penava, Miguel González y Tadas Sedekerskis, siendo el alero lituano el que mejor ha aprovechado la oportunidad gracias a su buen juego sin balón, lo que le ha permitido anotar dos canastas, uno de ellos un bonito mate.

Tras este triunfo, Kirolbet Baskonia se pone con un balance de 14-12, en sexta plaza empatado con Armani Milano, a la espera de su próxima visita a la cancha del Panathinaikos.

Perasovic: «Tenemos que sacar algún partido más»

Satisfecho, Velimir Perasovic ha sido tajante al afirmar que «hemos ganado un partido que teníamos que ganar», añadiendo que «ahora nos esperan rivales muy difíciles y tenemos muy claro que tenemos que sacar algo si queremos clasificarnos».

«En los dos primeros cuartos no hemos jugado muy bien, pero hemos tenido chispazos. En el tercer cuarto sí que hemos roto el partido, con más acierto, más garra y más energía. Garino nos ha dado este plus y nos ha llevado a obtener esta ventaja que ha sido decisiva al final», ha analizado el preparador de Split.

Al preguntársele sobre la lesión de Janning, Perasovic ha explicado que «ya no tenemos la gracia de fichar a ningún jugador más para la Euroliga; solo podemos recuperar a los lesionados, por lo que espero que no nos suceda ninguna otra lesión más. El propio Janning parecía que iba a mejor después de una infiltración, pero ya al día siguiente ya no se sentía bien. Así que mejor parar y recuperar al jugador. Cuando un jugador está mal es peor que no tenerlo; creo que hemos tomado la decisión que teníamos que tomar».

«El problema es que ellos –en referencia a Granger, Shengelia y Janning– solo pueden volver después de estos cuatro partidos –de Euroliga– que nos esperan y tenemos que intentar sacar nuestro mejor juego para clasificarnos con el equipo que tenemos ahora. No nos agrada tener a tres jugadores importantes fuera del equipo, pero la vida es así», ha culminado el técnico baskonista.

Información estadística

Una nueva aportación llega de la mano de la licenciada en Ciencias de la Información, Concha Aretxaga, en la que defiende el carácter público de EiTB como garantía de información veraz y contenidos de calidad. No obstante, también plantea cambios relacionados con la gobernanza del ente público.

UNA EiTB EN LA QUE QUEPAMOS TODAS Y TODOS
Concha ARETXAGA