Kirolbet Baskonia solo rescata el basket average de su incompleta remontada en el OAKA (72-70)

Kirolbet Baskonia ha pasado de caer 56-33 a adelantarse 58-61, pero el acierto de Kilpatrick y DeShaun Thomas, y las carencias en el rebote defensivo han impedido batir a Panathinaikos.

Información estadística

Arnaitz Gorriti|2019/03/20 22:00
Baskonia
La defensa sobre Calathes ha condicionado el partido para bien y para mal. (EUROLEAGUE.NET)

Kirolbet Baskonia, pese a caer en el OAKA, aguanta en el Top 8 gracias a mantener un mejor basket average general, pero empatado con Armani Milano, Olympiacos y el propio Panathinaikos. Los gasteiztarras suman 14 victorias, y rumia una derrota en la que ha pasado de caer 56-33 a ponerse ganando 58-61 ya en el último cuarto. Sin embargo, el acierto de los estadounidenses DeShaun Thomas y Kilpatrick, más el potencial heleno para cargar el rebote de ataque han decidido el encuentro en favor de los de Rick Pitino.

El arranque ha sido nefasto. Baskonia ha empezado cayendo 12-0, al punto de tardar ocho minutos en encestar su primera canasta en juego. Vildoza y Huertas han sido incapaces de frenar a Calathes, pero los problemas gasteiztarras han sido más: inferioridad en el rebote, pívots cargados de personales y, en resumen, una diferencia de intensidad que Panathinaikos ha aprovechado a la perfección, mientras que Kirolbet Baskonia, salvo en chispazos de Hilliard o Voigtmann, no ha sido ni sombra de sí mismo. «Parecía que nuestro rival volara mientras que nosotros jugábamos andando», ha dicho después Velimir Perasovic

Inesperada reacción

Tras el 48-27 con que se ha llegado al descanso, el peor momento ha llegado justo antes de la reacción. El marcador ha llegado a ser de 56-33 y todo parecía perdido, pero entre Huertas, Hilliard y Shields los de Perasovic han reaccionado. La defensa gasteiztarra ha oprtado entonces impedir por todos los medios que Nick Calathes contactara con sus compañeros, invitándolo descaradamente a que se aventurara a lanzar. El base ha tenido que aceptar ese reto y su equipo se ha cortocircuitado. Además, pese a que Poirier, como Diop en la primera mitad, se haya cargado con su cuarta personal, el buen hacer debajo del aro de Ilimane Diop y sobre todo Johannes Voigtmann ha resuelto durante muchos minutos el problema de los rebotes.

Hasta Vildoza, en esos primeros minutos del último período, ha dado señales de vida, y enlazando varias canastas, Kirolbet Baskonia ha conseguido lo más difícil: adelantarse 58-61 y disponer de un par de posesiones para aumentar su renta ante un OAKA que, pese a sus 16.513 espectadores congregados, entraba en pánico sin que nadie supiera qué hacer.

Sin embargo, DeShaun Thomas y Kilpatrick han asomado con sus triples al rescate del PAO. thomas ha empatado a 61 con un triple que ha reactivado al PAO, mientras que Kilpatrick, pese a firmar un 19% en el lanzamiento triple desde que llegara a la Euroliga hace unos meses, ha anotado desde lejos cuando más falta le hacía a su equipo, con el marcador con empate a 67. Asimismo, el gigante Papagiannis ha hecho mucho daño en el rebote de ataque y los helenos han conseguido reconducir el partido a su favor, aunque no han logrado remontar el 86-77 del partido que se jugó en Gasteiz en la primera vuelta. Gracias a ello, a la derrota de Armani Milano en la cancha del Real Madrid por 92-89, después de que los lombardos hayan disfrutado de hasta 18 puntos de renta, y por su gran basket average general, los gasteiztarras se mantienen en sexta posición, pero en el cuádruple empate tienen muy malas combinaciones, sobre todo con Olympiacos.

Perasovic: «El equipo ha demostrado tener carácter»

Velimir Perasovic ha preferido centrarse en la capacidad de sus «ocho magníficos» de levantarse, aunque no ha templado gaitas a la hora de definir que Panathinaikos «nos ha pasado encima en la primera mitad. Parecíamos un equipo que tuviera vergüenza de jugar. Estábamos con mucho miedo, andando ante un equipo que volaba. No hemos encontrado ningún tiro cómodo y hasta esos los hemos fallado, y cuando nuestro equipo no anota deja de defender».

«Pero en el tercer cuarto hemos cambiado las caras», ha recalcado. «Hemos empezado a defender mejor, pero también hemos anotado algo más. Lo que ha sido una pena es que hayamos dejado la oportunidad de anotar cuando nos hemos puesto tres arriba dos ataques seguidos. Podríamos haber rematado el partido, pero al menos hemos salvado el basket average, que no sé si va a ser importante, pero por lo menos nos mantiene en una posición mejor», ha añadido el preparador croata.

En ese sentido, Perasovic no se ha cansado de destacar que «el equipo ha demostrado otra vez su carácter», al tiempo que ha solicitado «la ayuda» de la afición de cara al partido del viernes contra el Real Madrid en Zurbano. «El equipo, con tantas bajas que tiene, ha dado un paso adelante. Hemos trabajado y peleado, pero contra el Real Madrid necesitamos el apoyo de nuestro público. Es un partido clave y estamos bajo mínimos en cuanto a recursos humanos. Los jugadores que disputan 30 minutos tienen problemas para recuperarse, pero con el apoyo del público será mucho más fácil».

Preguntado sobre Garino, el técnico gasteiztara ha confirmado que «no jugará contra el Real Madrid». A partir de ahí, «ya veremos», ha sido lo único que ha podido añadir el preparador de Split.

 

En la última aportación al debate, el periodista Fermin Munarriz analiza la importancia que tienen los medios de comunicación en la formación de la identidad de una comunidad. Desde esa perspectiva considera que EiTB debe dejar de lado competencias estériles con grupos exteriores y empezar a pensar y actuar en clave de país.

EITB, TERRITORIO, CULTURA, SOCIEDAD
Fermin MUNARRIZ