La británica Zegona es ya el primer accionista de Euskaltel tras llegar su participación al 20,9%

La británica Zegona se ha convertido en el primer accionista de Euskaltel, tras subir su participación del 16,41% al 20,94% del capital, según ha comunicado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores española (CNMV).

NAIZ|BILBO|2019/04/09|2 iruzkin
Euskaltel
Establecimiento de Euskaltel en Gasteiz. (Endika PORTILLO/FOKU)

Zegona, hasta ahora segundo accionista, había anunciado públicamente que quería tomar el control de la operadora vasca mediante compras en Bolsa. Con ese fin, aprobó el dinero -141 millones de euros– para hacerse con el control de Euskaltel, cantidad con la que quería llegar al 29% del capital.

El hasta ahora máximo accionista, Kutxabank, tiene el 19,8% de la compañía. Zegona es accionista de Euskaltel desde julio de 2017, cuando la operadora vasca compró la asturiana Telecable, propiedad de Zegona, y le pagó a la británica parte en acciones de la propia Euskaltel, a 9,5 euros el título.

Pasados dos años, las minusvalías –la acción está hoy a 8,31– están en el origen de las discrepancias de Zegona con la gestión, llegando a pedir públicamente más recortes de costes al actual equipo directivo encabezado por el presidente, Alberto García Erauzkin.

En la última Junta de Accionistas, celebrada hace solo una semana –el día 1–, el representante de Zegona no acudió a la reunión y no se dedicó ni una palabra al asunto, sobre el que tampoco preguntaron los accionistas.

La dirección apostó en la Junta por seguir con su propio plan estratégico, diferente a las intenciones de Zegona. El actual equipo, tras la integración de Euskaltel, la gallega R y la asturiana Telecable, apuesta por la expansión en los mercados limítrofes.

En cambio, la intención de Zegona parece ser –no se ha confirmado oficialmente–, utilizar a Euskaltel como entrada de la marca Virgin para el Estado español.

De hecho, el grupo Virgin ha sido uno de los dos –el otro es Barclays– que han prestado dinero a Zegona –por un importe conjunto de hasta un máximo de 30 millones de libras, 34 millones de euros al cambio de hoy–, para que Zegona pueda comprar las acciones de Euskaltel.

El resto del dinero para la compra lo ha sacado Zegona de una ampliación de su capital bruto en, al menos, 100 millones de libras –116 millones de euros–, lo que suma unos 150 millones dedicados a la compra de acciones de la empresa vasca.

La intención inicial de Zegona fue presentar una oferta a 7,75 euros por título de Euskaltel, pero decidió cambiar su estrategia y apostar por compras en la bolsa. Hoy las acciones han abierto el día cotizando a 8,31 euros. Tras conocerse la compra, al mediodía cotizaban a 8,38 euros, lo que supone una subida del 1%.

En principio, las compras de acciones por parte de Zegona no pararán aquí, ya que anunció su intención de llegar a un 29,9% del capital, sin rebasar el 30%, lo que le evita tener que lanzar una oferta pública de adquisición.

Zegona tiene suscrito un pacto de acción concertada con Talomon Capital Ltd –este es accionista tanto de Zegona como de Euskaltel–, y está previsto que Talomon incremente su participación en Euskaltel hasta un total del 2,4%, de manera que Zegona tendría que comprar aproximadamente un 5% adicional, hasta algo más del 26%, y el resto hasta el 29% serían las acciones de Talomon.

Además de las repercusiones en la estrategia, la mayoría de Zegona es vista con reticencias por las instituciones vascas, por las dudas sobre las decisiones que tomará en torno a la sede de la compañía, el empleo y su permanencia futura en el accionariado, dado que se trata de un fondo de inversión que cotiza en la bolsa de Londres y sus accionistas son a su vez grandes gestoras de fondos.