El Parlamento de Gasteiz aboga por una relación con el Estado que contemple el derecho a decidir

El Parlamento de Gasteiz, con los votos de PNV y EH Bildu, ha abogado por un nuevo modelo de relación entre la CAV y el Estado, basado en la «igualdad, la bilateralidad y el pacto», que incluya un sistema de garantías y contemple el derecho a decidir. Elkarrekin Podemos se ha abstenido, mientras que PSE y PP han votado en contra.

naiz|Gasteiz|2019/04/11 15:20|6 iruzkin
Iriarte
Maddalen Iriarte, portavoz parlamentaria de EH Bildu. (Endika PORTILLO/FOKU)

La iniciativa se recoge en una enmienda transada entre PNV y EH Bildu, a una moción de la coalición soberanista, que ha contado con el voto en contra de PSE, socio del PNV en el Gobierno de Gasteiz, y del PP, y con la abstención de Elkarrekin Podemos.

A través de este texto, la Cámara ratifica la exigencia de culminar el desarrollo del Estatuto de Gernika y rechaza los pronunciamientos políticos y las estrategias que buscan «impedir, vaciar y condicionar» el autogobierno. Por ello, pide la derogación de normas como la Lomce, la reforma laboral y la conocida como ley mordaza, y reclama que se acabe con la «excepcionalidad» en la aplicación de la política penitenciaria, de manera que se acerquen a cárceles vascas a los presos y que se ponga en libertad a los que padezcan enfermedades graves e incurables.

Además, rechaza los ataques contra los derechos fundamentales por parte de «algunos sectores y partidos del Estado, que llegan hasta a pedir la ilegalización de ideologías».

Asimismo, el Parlamento manifiesta que para poder asentar «una sincera cultura del respeto mutuo y lealtad institucional» que haga imposible incumplir el Estatuto y hacer «uso político de esos incumplimientos», es imprescindible un nuevo modelo de relación con el Estado basado en la «igualdad, la bilateralidad y el pacto».

Este modelo debe incluir un sistema de garantías y dar cauce al ejercicio del derecho de autoderminación.

La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha criticado que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, retome «el no es no» para rechazar el derecho de autodeterminación, en lugar de «ser un estadista con capacidad democrática para preguntar a la ciudadanía».

Ha defendido que «Euskal Herria es una nación» y ha dicho que como ciudadana le duele ver como «se ningunea» al lehendakari, Iñigo Urkullu, en la negociación de las transferencias.

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha lamentado que «hoy por hoy» si se volviese a votar el Estatuto de Gernika no se aprobaría porque «se ha incumplido durante 40 años», ha acusado a la izquierda abertzale de haber «agredido» al Estatuto durante años para que «fracase» y ha reclamado un nuevo modelo de relación con el Estado.

Lander Martínez (Elkarrekin Podemos) ha acusado a la coalición soberanista de «dejar de lado» las preocupaciones sociales para volver a hablar del «monotema» del derecho a decidir, mientras que ha advertido al PNV que hace «flaco favor» al autogobierno convirtiéndolo «en moneda de cambio permanentemente en Madrid».

Por su parte, José Antonio Pastor (PSE) ha considerado que el debate de esta iniciativa es «un último acto de precampaña» que sus promotores han vestido con «ropajes sociales» para «disfrazar su exigencia de independencia», al tiempo que ha mostrado su hartazgo por «la cansina disputa que mantienen PNV y EH Bildu a lo 'Pimpinela' para ver quién es más nacionalista».

Por último, Borja Sémper (PP) también ha enmarcado la postura de PNV y EH Bildu en un mitin electoral, y ha acusado a estos partidos de negarse a abordar debates sociales como la reforma de la ley de educación al estar «permanentemente con el 'raca raca' del derecho a decidir» y hablando «sobre el sexo de los ángeles».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK