El Alavés desperdicia dos regalos del guardameta rival (2-2)

El portero gallego del Valladolid Yoel Rodríguez ha cometidos dos grandes errores en la primera parte que han dado ventaja al Alavés que, sin embargo, se ha dejado empatar y ha desperdiciado una buena oportunidad de sumar tres puntos.

naiz|Gasteiz|2019/04/19 22:43
Guidetti
Guidetti ha aprovechado el primero de los regalos de Yoel. (Jaizki FONTANEDA / FOKU)

Dos errores graves del guardameta gallego Yoel Rodríguez, han dado ventaja al Deportivo Alavés ante el Real Valladolid en un primera mitad tras la que se ha ido a vestuarios con un 2-0 a favor.

El primero de los fallos del portero vigués ha llegado a los 4 minutos de juego, cuando en un intento de despeje, el arquero no ha medido bien la presión del sueco John Guidetti y el balón se ha estrellado en el delantero albiazul y ha entrado en la portería pucelana.

En una primera mitad sin grandes alardes por parte de ambos contendientes, el Alavés ha vuelto a abrir hueco con un lanzamiento de falta de Jony Rodríguez desde el pico del área, que ha entrado en la portería tras la reacción tardía de Yoel.

Cuando parecía que los locales tenían el partido donde querían, el Valladolid ha recortado distancias a balón parado en el minuto 38 con un testarazo de Joaquín.

La segunda mitad ha arrancado más tranquila respecto al final de la primera, aunque tanto el Alavés como el Valladolid han tenido tímidas llegadas.

Una de las más claras ha tenido lugar en el minuto 65, después de una gran jugada individual de Diego Rolan que ha conseguido sacar un gran centro desde la banda derecha aunque Jonathan Calleri en primera instancia, y Jony Rodríguez posteriormente no han logrado rematar entre los tres palos.

Cuando el Alavés buscaba cerrar el partido, el colegiado Estrada Fernández ha decretado penalti por un derribo de Rodrigo Ely sobre Sergi Guardiola y el turco Enes Únal ha igualado el duelo tras engañar a Pacheco desde los 11 metros en el minuto 76.

Pese a que ambos equipos han tenido la opción de marcar el tercero, el marcador ya no se ha movido más.