El Eibar se queda a cero ante el Atlético de Madrid (0-1)

Un gol de Lemar a cinco minutos del final da la victoria al Atlético, que ha ganado en todas sus visitas en Primera a Ipurua. Los azulgranas se quedan con 40 puntos.

Amaia U. Lasagabaster|2019/04/20
Deblasis
De Blasis ha repetido en el lateral derecho. Jon URBE/FOKU

Ipurua sigue siendo sinónimo de victoria para el Atlético de Madrid, que ahora sufre como no lo hacía en sus primeras visitas, pero sin que el resultado se resienta: cinco partidos de los colchoneros en el estadio armero desde que el Eibar arribó a Primera y otros tantos que se han saldado del lado visitante.

Esta vez a los azulgranas sólo les han separado cinco minutos de poder, siquiera, puntuar. Pero ni siquiera Dmitrovic, imperial durante todo el encuentro, ha podido evitar que Lemar anotara el 0-1, tras un balón dividido ganado por su equipo en el centro del campo que Coke ha enviado al área para que marcara el futbolista francés.

Hasta ese momento podía haber pasado cualquier cosa. El Atlético ha sido mejor durante la priemra media hora de un partido muy competido y de dominio alterno. Y suyas han sido las ocasiones más claras, que se han encontrado siempre, salvo en ese minuto 85, con Dmitrovic. Pero también el Eibar, que ha sabido aguantar primero y responder después, ha tenido sus opciones, algunas con muchísimo peligro, en el área de Oblak. Así que, al menos, la grada de Ipurua ha disfrutado con el partido, y aunque ha acabado resignándose, como siempre que llegan los colchoneros, ha podido aplaudir el esfuerzo de su equipo.

Especialmente meritorio, teniendo en cuenta que el Eibar volvía a encarar el choque con lo puesto. Calavera ha abandonado, por fin, la enfermería pero se ha quedado fuera de una convocatoria en la que volvían a tener plaza los jugadores del filial Kaiser y Marí. Mendilibar también repetía once, con Sergio Álvarez ejerciendo de central junto a Paulo y De Blasis en el lateral derecho; los dos, por cierto, cada vez más seguros en sus posiciones “inhabituales”.

Pese a las circunstancias, los azulgranas han tuteado al Atlético. Algo menos en la primera media hora, de superioridad colchonera. Al menos tanto como para evitar que el Eibar – el equipo que más pisa el área contraria y el tercero más goleador como local– hiciera lo que acostumbra y para que las mejores, si no demasiadas, ocasiones llegaran en la parcela armera. Dmitrovic ha protagonizado su primera “salvada” en un mano a mano con Correa.

Lo han lamentado los madrileños porque, superada la media hora, el Eibar se ha encontrado por fin. Con menos frecuencia de lo habitual pero con claridad creciente, ha llegado al área de Oblak. Y ha seguido haciéndolo tras el descanso, cuando la balanza ha quedado definitivamente nivelada. Cantidad para los locales, calidad para el Atlético: suyas han sido las dos ocasiones más claras, en las que Dmitrovic se ha ganado el sueldo. De todo el año.

Cuando parecía que, por segunda vez esta temporada, Ipurua echaba la persiana sin ver un solo gol, el Atlético se ha salido con la suya. Ha ganado un balón dividido en el centro del campo que Coke ha acabado centrando desde la derecha para que Lemar anotar el 0-1 a placer.

Derrota de un Eibar que el martes visita al Huesca. Con muchos proplemas si no se recupera alguno de los lesionados porque Cote y Jordán cumplirán sanción por acumulación de amonestaciones.

Estadísticas del partido

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Liher taldeak Donostiako Doka Kafe Antzokian emandako kontzertuaren unerik onenak.