El movimiento Extinction Rebellion interrumpe sus acciones en Londres

El movimiento Extinction Rebellion ha suspendido este lunes los bloqueos de carreteras en Londres y ha comenzado una reflexión sobre los próximos pasos de sus acciones, que reclaman un «estado de emergencia ecológico».

NAIZ|Londres|2019/04/22 16:50
20190422_clima_londres
Actvistas de Extinction Rebellion, en una protesta en el Museo de Historia Natural de Londres. (Tolga AKMEN)


Después de más de mil detenciones, el movimiento Extinction Rebellion, que el pasado 15 de abril comenzó los cortes de calles y carreteras en los lugares más frecuentados de la capital británica, ha hecho un alto en su movilización.

El movimiento «entra en una nueva fase», indica Extinction Rebellion en un mensaje difundido a través de internet. «La 'fase 1' ha sido un enorme éxito. El hecho de ocupar estos lugares ha llamado la atención sobre nuestra causa», añade, a la vez que anuncia que la «fase dos» será objeto de debate esta tarde.

Los manifestantes se agrupaban ayer en Marble Arch, al noroeste de Hyde Park y en un extremo de la arteria comercial de Oxford Street, en pleno corazón de Londres. En el lugar se observaban numerosas tiendas y esta tarde el movimiento tiene previsto organizar una cena.

El puente de Waterloo Bridge, parcialmente transformado en jardín por Extinction Rebellion la semana pasada, se abrió a la circulación después de la intervención policial del domingo para desaljar a los manifestantes.

El domingo, uno de los portavoces del movimiento, James Fox, indicaba que el colectivo estaba dispuesto a hacer una «pausa» si el Gobierno británico aceptaba abrir negociaciones. En caso contrario, advertía de que podrían llevar a cabo otras acciones.

Nacido en 2018, esta red de activistas plantea tres reivindicaciones: la proclamación de un «estado de emergencia climático y ecológico», la elaboración de un plan de acción para «reducir a cero» las emisiones netas de gases de efecto invernadero antes de 2025, y la creación de una «asamblea ciudadana» que, con ayuda de asesores científicos, se pronunciaría sobre cuestiones climáticas.

El domingo el grupo recibió la visita de la joven activista sueca Greta Thunberg, impulsora de la movilización entre los adolescentes europeos. «La humanidad está en una encrucijada. Debemos decidir el camino que queremos tomar», afirmó. Thunberg denunció además que quienes están en el poder «no hacen anda para luchar contra la crisis climática» 

Desde el 15 de abril, la Policía ha detenido a 1065 personas de en las movilizaciones de Extinction Rebellion, de las que 53 han sido inculpadas de algún delito, según Scotland Yard.