Osakidetza ensayará nuevas medidas en una OPE de 26 plazas para que no haya «ninguna duda»

Osakidetza va a ensayar nuevas medidas de selección de personal en la convocatoria de 26 plazas pendientes de la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2016-2017, que quiere ser «modélica» para evitar que pueda haber «ninguna duda» sobre los procesos de oposiciones de este organismo público.

Naiz|Gasteiz|2019/05/15 13:37|5 iruzkin
Osakidetza
El director general de Osakidetza, Juan Luis Diego, y la directora de Recursos Humanos, María Pilar Uriarte, en su comparecencia. (Endika PORTILLO / FOKU)

Se trata de doce medidas que han sido presentadas por el director general de Osakidetza, Juan Diego, tras ser pactadas con Satse, Sindicato Médico y UGT, y que se aplicarán en la convocatoria de 22 puestos en las áreas de cardiología, cirugía general y aparato digestivo, medicina interna, pediatría hospitalaria, radiodiagnóstico, y análisis clinicos; y 4 en biología, cuyos exámenes se harán en octubre.

La selección de los miembros de los tribunales se hará por sorteo y en caso de que no haya suficientes especialistas de una disciplina médica se podría acudir a profesionales del mismo área del Sistema Nacional de Salud del Estado español. Todos ellos conocerán el contenido de las pruebas dos horas antes de que se celebren.

Un documento recogerá sus obligaciones éticas y sus normas de conducta, y tendrán una jornada de formación. Además, será obligatorio aceptar ser miembro del tribunal, salvo causas debidamente acreditadas.

Para la elaboración de las pruebas teóricas y prácticas se acudirá a profesionales externos de fuera de la CAV. En el caso de las prácticas, esta medida tiene carácter transitorio y se hará bajo el seguimiento y la supervisión del Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP).

Los exámenes serán tipo test, también los prácticos, según ha explicado Diego, quien ha señalado que se confeccionarán ocho formatos y antes del examen se decidirá a sorteo los cinco que se aplicarán.

El director general de Osakidetza ha subrayado que los firmantes de esta convocatoria la han diseñado para que sea «modélica» desde la perspectiva de «la objetividad, la transparencia y la máxima garantía» de los principios de igualdad, mérito y capacidad.

«Se han producido unas circunstancias, que lo que tenemos que hacer entre todos es evitar que pueda haber alguna duda sobre ningún modelo de selección pública», ha señalado el máximo responsable de Osakidetza al hilo de la polémica sobre las irregularidades en las anteriores convocatorias.

Posible aplicación en el futuro

Ha manifestado que alguna de estas medidas, que se inspiran en las recomendaciones del Ararteko, del IVAP, de profesionales, de sindicatos y de partidos, podrían incluirse en el nuevo modelo de oposición en el que trabaja Osakidetza, pero no todas ellas, en función de las conclusiones que se obtengan de su aplicación en los exámenes de octubre.

Estas medidas no afectan a las pruebas de especialidades médicas cuya repetición anuló el juzgado de Gasteiz que investiga la presunta filtración de exámenes que provocó la dimisión del consejero de Salud, Jon Darpón, el pasado mes de marzo. Diego ha recordado que cada convocatoria tiene unas bases específicas cuya posible modificación debe ser acordada con los sindicatos que la firman.

En relación al proceso judicial abierto, ha reiterado que Osakidetza mantiene su intención de personarse como perjudicado en este proceso y ha dejado claro que colaborarán con los jueces en lo que les pidan, estén o no personados.