Sánchez se suma a la derecha en Iruñea y centra su crítica en «la tenaza del nacionalismo»

Pedro Sánchez ha acudido esta tarde a Iruñea y ha pedido que «los electores reflexionen antes de votar si quieren avanzar o verse paralizados por la tenaza del nacionalismo». María Chivite ha situado el duelo por la Presidencia navarra entre ella y Uxue Barkos, mientras que Maite Esporrín ha aprovechado para pedirle el TAV a Sánchez.

naiz|Iruñea|2019/05/15 19:25
Sanchez_psn
María Chivite, Maite Esporrín y Pedro Sánchez, en el acto e esta tarde en Iruñea. (Jagoba MANTEROLA / FOKU)

Pedro Sánchez, en un acto electoral en Iruñea junto a las candidatas del PSN a la Presidencia de Nafarroa, María Chivite, y a la Alcaldía de Iruñea, Maite Esporrín, ha pedido que «los electores reflexionen antes de votar si quieren avanzar o verse paralizados por la tenaza del nacionalismo que nada tiene que ver con el sentir mayoritario» de los navarros y también la alianza que han formado los partidos de derechas UPN, PP y Ciudadanos para las elecciones.

Al PP le ha pedido «limpieza», a UPN «justicia social» y a Ciudadanos «foralidad y convivencia», tres «causas por las que siempre ha trabajado» el PSN, según Sánchez. «Somos el único partido que después de esta alianza inexplicable de UPN y Ciudadanos defiende la foralidad e identidad navarra. Defendemos el autogobierno, también en Catalunya», ha dicho.

También ha considerado que el PSOE es «el único proyecto político nacional que existe. El resto son proyectos políticos personales marcados más por un programa de televisión, el de "Supervivientes", que por pensar en el día a día de nuestro país», ha dicho con sorna.

Le ha precedido la candidata a la presidencia de Nafarroa, María Chivite, quien ha explicado que en la Comunidad foral «las derechas no son una opción» y ha criticado la plataforma Navarra Suma que integra a UPN, PP y Ciudadanos, donde «no han entendido que sumar votos no es gobernar».

La también secretaria general del PSN ha insistido en que el 26 de mayo en Nafarroa solo hay dos opciones: «O se elige a una presidenta abertzale -en referencia a Uxue Barkos- en una comunidad que no lo es, o a una presidenta socialista y progresista en una comunidad que apuesta por el progreso».

Chivite ha planteado además su idea de gobernar una Nafarroa «foral, igualitaria, desde el respeto a las instituciones, la promoción de su patrimonio cultural como el euskera, que debe ser querido y respetado».

El acto lo ha abierto la candidata a la Alcaldía de Iruñea, Maite Esporrín, quien ha agradecido el «compromiso» de Sánchez con Nafarroa, ha aprovechado para pedirle el TAV y ha relatado la «dura legislatura» para su formación en la ciudad con un alcalde de EH Bildu.