Sakonean
Esclavos del franquismo

«Arbeit macht frei» se leía en la siniestra placa que presidía la entrada a muchos campos de concentración o exterminio nazis. Literalmente, significa «El trabajo libera». Semejante lema suponía una ironía sangrienta para los prisioneros que eran explotados hasta la muerte en aquellos recintos siniestros. Pero lo de que el trabajo forzado «redime» de los supuestos delitos cometidos ya lo había proclamado, y llevado a la práctica, el franquismo. 

Gotzon ARANBURU|LEZO|2019/05/21 10:45
Lezo-barracones
Restos de uno de los barracones de Lezo en los que alojaron a los trabajadores «esclavos». (Gotzon ARANBURU)