El calendario del nuevo plan para el Brexit de May, en el aire entre rumores de dimisión

El Gobierno británico ha aplazado a la primera semana de junio la publicación de la nueva ley del Brexit anunciada esta semana por la primera ministra, Theresa May, y tampoco tiene claro que pueda celebrar esos días la votación prometida en la Cámara de los Comunes, aparentemente por falta de consenso. Entretanto, ya se escuchan incluso rumores en torno a una dimisión inminente de May. 

NAIZ|LONDRES|2019/05/23 13:20
Theresa-may
Theresa May, en la Cámara de los Comunes. (Mark DUFFY/AFP)

Uno de los miembros del Ejecutivo responsables de la actividad parlamentaria, Mark Spencer, ha respondido a las preguntas planteadas por una diputada laborista generando nuevas dudas en relación a la viabilidad de la Ley del Acuerdo de Retirada que May preveía someter a votación en la semana que arranca el 3 de junio.

Spencer ha revelado que el texto de la ley será publicado esa misma semana, confirmando así el segundo aplazamiento. La propia May había asegurado el miércoles ante la Cámara de los Comunes que el Gobierno publicaría este viernes el texto, en el que plantea como concesiones que los diputados puedan pronunciarse en un futuro sobre un posible segundo referéndum o una unión aduanera temporal.

Spencer también ha reconocido que no está garantizado que el acuerdo sea sometido a votación esa misma semana, ya que aunque el plan del Ejecutivo pasa por preguntar a los diputados el 7 de junio, no se ha logrado pactar esta fecha «por los canales habituales». De esta forma, ha dado a entender que los laboristas no estarían por la labor de celebrar un pleno dicho viernes y modificar el receso parlamentario, según ‘The Guardian’.

May vendió su nuevo plan como la «última oportunidad» para sacar adelante el Brexit, sobre el que se cierne ahora como ultimátum la fecha del 31 de octubre. Si se somete a votación finalmente, será el cuarto intento, y en las filas conservadoras son muchos los que han pedido a la primera ministra que no se preste a una nueva derrota que, hoy por hoy, parece segura.

Rumores de dimisión inminente

Varios miembros del Gobierno consultados por la BBC han reconocido que May ya no puede seguir en el puesto e incluso fuentes citadas por ‘The Times’ han adelantado que la premier podría dimitir este mismo viernes. May se ha comprometido a dejar el puesto, aunque por ahora se ciñe a su plan de esperar hasta concluir el proceso de divorcio con la UE.

La primera ministra sufrió el jueves el desplante de la jefa tory en la Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom, y la presión amenaza con crecer de manos del influyente Comité 1922. Este grupo de conservadores estudia ya modificar la normativa para volver a presentar una moción contra May en el Parlamento antes de tiempo –en teoría es inmune hasta diciembre–.

El tesorero del comité, Geoffrey Clifton-Brown, ha admitido en declaraciones a la Press Association que habrá una «abrumadora presión», si May no dimite, para «cambiar las normas» y celebrar una nueva votación sobre la actual líder a corto plazo.

No obstante, aún espera que los esfuerzos del Gobierno por negar los rumores sean solo una «cortina de humo» para no influir en las elecciones europeas que celebra el conjunto de Reino Unido este jueves y que la primera ministra presente el viernes su dimisión, según ‘The Guardian’.

El ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, ha dado por hecho este jueves que May seguirá siendo primera ministra para la visita de Estado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prevista entre el 3 y el 5 de junio. También se ha expresado en la misma línea un portavoz de Downing Street que ha dicho que May «está centrada en lograr el Brexit», informa la agencia Reuters.

Bruselas advierte

También la Comisión Europea ha respondido a esos rumores que apuntan a una inminente dimisión de May que un cambio al frente del Gobierno no abriría ninguna opción para revisar las condiciones del divorcio, porque el acuerdo de retirada «no puede ser renegociado».

«Nuestra posición es clarísima, el acuerdo de retirada no puede ser reabierto ni renegociado», ha declarado en una rueda de prensa en Bruselas el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

«El Consejo europeo incluyó en sus conclusiones una frase que dice que sería posible revisar la declaración política siembre que no altere el espíritu del acuerdo», ha añadido, recordando los términos y condiciones que los líderes europeos fijaron al conceder una prórroga a Londres para retrasar el Brexit hasta el 31 de octubre.

El portavoz, sin embargo, no ha querido responder a la cuestión de si Bruselas teme que aumente el riesgo de que fracase el acuerdo si se cumple la salida de May y es reemplazada por otro líder euroescéptico, como el exministro de Exteriores Boris Johnson.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK