Solo la derrota de Rocasa le puede dar la Liga a Bera Bera

Las donostiarras visitan este viernes la cancha del Alcobendas, mientras que las grancanarias reciben al décimo, Porriño. Anaitasuna cierra la Asobal en casa ante Logroño.

NAIZ|2019/05/23 19:55
Egozkue
Egozkue, en un encuentro con Zuazo ante Bera Bera, se despide del balonmano. (Aritz LOIOLA/FOKU)

Super Amara Bera Bera guarda aún una remota posibilidad de revalidar el título de la Liga en División de Honor. En la jornada adelantada que disputan este viernes por la noche las donostiarras –a partir de las 21.00–, en primer lugar deberán ganar al Alcobendas en su cancha, un rival salvado en la undécima plaza.

Pero las de Imanol Álvarez precisan la derrota de Rocasa en su cancha frente al Porriño –a la misma hora y ambos encuentros retransmitidos por Teledeporte–, un rival que ocupa la décima posición. Si esas dos premisas no se cumplen, el título se irá a tierras grancanarias.

Será este el fin de fiesta de la temporada más larga para las donostiarras, con un total de 42 partidos, superando los 38 de las temporadas 2009 y 2013. El saldo, apuntándose la Supercopa y la Copa, y quedándose a la puertas de cuartos de final en la Copa EHF, parece algo deslucido con este subcampeonato, después de derrotar en casa y fuera a Rocasa, pero perdiendo puntos preciosos en canchas como Elche, Granollers o en los dos partidos frente al Aula Valladolid.

En la Liga Asobal, Helvetia Anaitasuna también acaba la temporada recibiendo este viernes a las 19.00 al Balonmano Logroño. En este caso el choque es intrascendente, pero los navarros quieren dejar un buen sabor de boca a su afición logrando una victoria contra el tercer clasificado.

Despedidas de Miguel Goñi y Naiara Egozkue

Seguramente no será intrascendente para Miguel Goñi, que se despedirá del balonmano ante su afición después de 19 temporadas en el club iruindarra.

Este jueves lo ha hecho oficial en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por sus compañeros y directivos, y en la que se ha podido ver una imagen cargada de simbolismo cuando el propio Goñi ha cedido su brazalete de capitán a su compañero y amigo Carlos Chocarro.

Este fin de semana también llega la retirada de la extremo navarra Naiara Egozkue. A sus 35 años, la de Atarrabia ha anunciado su retirada del balonmano profesional, «después de 15 años de entrenamientos, partidos y competiciones, de viajes y horas de bus, de lágrimas de alegría y de tristeza».

Egozkue tocó la gloria en Itxako, con el que logró cuatro Ligas, tres Copas, tres Supercopas, una Copa EHF y un subcampeonato en la Champions League. Además, se colgó la medalla de plata en el Europeo de Croacia y Hungría en 2014.

Aparte de la camiseta del equipo de Lizarra, también ha defendido los colores de Zuazo y Atlético Guardés, esta en dos etapas, y en Alemania, donde militó dos años jugando en las filas del Bayer 04 Leverkusen.