El Arriaga cierra temporada con una ópera «esencial» del maestro José María Usandizaga

‘Mendi-mendiyan’ está considerada como la primera ópera en euskara. Usandizaga la compuso con tan solo 22 años por encargo de la Sociedad Coral de Bilbo. La primera función será el 20 de junio, mientras que la segunda, el día 22, será retransmitida en directo en los barrios de la ciudad.

Naiz|Bilbo|2019/06/12 17:00
Arriaga
La presentación de ‘Mendi-mendiyan’ ha tenido lugar esta mañana en el teatro. (Monika DEL VALLE/FOKU)

El Teatro Arriaga cerrará el próximo sábado 22 de junio su temporada 2018-19 con la puesta en escena de la ópera ‘Mendi-Mendiyan’, del compositor guipuzcoano José María Usandizaga, una de las obras «esenciales» del creador que falleció a los 28 años.

‘Mendi-Mendiyan’, compuesta en 1909 cuando Usandizaga tenía 22 años por encargo de la Sociedad Coral de Bilbo, cuyo presidente pretendía crear un nuevo género lírico autóctono, bautizado ‘Idilio vasco’, es la gran producción operística de la temporada del Teatro Arriaga de Bilbo, cuya dirección escénica corre a cargo del director artístico del escenario municipal, Calixto Bieito.

Salvo la soprano que encarnará el papel femenino principal de la obra, la lituana Ausrine Stundyte, y del barítono Christopher Robertson, afincado desde hace años en la capital vizcaina, el resto del reparto está integrado por cantantes bilbainos, encabezados por el tenor Mikel Atxalandabaso.

La música de la partitura de Usandizaba (Donostia, 1887-1915) la interpretará la Orquesta Sinfónica de Bilbo (BOS), con su director titular Erik Nielsen al frente, quien ha destacado que se trata de una música «maravillosa», un «descubrimiento» para él, en la que observa rasgos de la lírica alemana, francesa e italiana del momento.

El estilo alemán que ve Nielsen en la obra de Usandizaga está «muy relacionado con Wagner», el francés con la música de Debussy y el italiano «con la tradición del verismo; es decir, habla de gente real, sus protagonistas no son dioses, y habla de situaciones de la vida real con una muerte real».

El director titular de la BOS considera, además, que pese a estas influencias de la lírica europea del momento, la obra de Usandizaga es «muy vasca» ya que incluye en ella «melodías vascas que son fácilmente reconocibles».

Calixto Bieito, director de escena de esta obra, ha destacado en su presentación a los medios que «era casi una obligación hacer esta pieza porque es una ópera en euskera que está conectada con la mejor tradición de la música europea de finales del siglo XIX y principios del XX».

Ha resaltado que la dramaturgia de ‘Mendi-Mendiyan’ es «perfecta porque texto y música coinciden plenamente; es una pieza a la que no le sobra nada ni le falta nada y que podría ser equiparada a obras del género» como ‘Salomé’, de R. Strauss, y ‘Jenufa’, Leos Janácek.

Bieito ha considerado que la ópera de Usandizaga «debería estar en el repertorio de los grandes templos de la lírica europea» y ha agregado que «es una verdadera lástima que no se haya hecho ni en Madrid» ni en los escenarios líricos del Estado español, porque «es mejor que óperas del verismo italiano, con un argumento mucho más redondo que algunas piezas de Verdi».

«Es una pieza con mucho trasfondo», ha rematado.

Pantallas gigantes en los barrios para seguirla de forma gratuita

La obra se estrenará el jueves 20 de junio en el Teatro Arriaga y el sábado 22 se repetirá la función que, además, será retransmitida en directo en cinco barrios de Bilbo donde se instalarán otras tantas pantallas gigantes para seguir la obra de forma gratuita.

Los cinco lugares donde se colocarán dichas pantallas serán las plazas de los barrios de Ibarrekolanda, Rekalde y Otxarkoaga, y el frontón de Zorroza y el vestíbulo de la Alhondiga.

La ópera se representará también el 29 de junio en el Kursaal de Donostia, ciudad natal del compositor.