Francia y Alemania se ven en octavos; Nigeria sueña con acompañarles

Las anfitrionas se han impuesto a Noruega en un bonito partido (2-1). El gol de Dabritz ha castigado a una buena España (1-0). Corea queda con pie y medio fuera del torneo (2-0).

Amaia U. Lasagabaster|2019/06/12 17:00
Diani
Mientras Diani ha tenido la moto en marcha, la zaga noruega ha sufrido de lo lindo. Valery HACHE/AFP PHOTO

Francia se ve en octavos de final. Y lo hace sin pasearse pero convenciendo. Porque si la evidente inferioridad de Corea contribuyó a que la anfitriona se luciese en el partido inaugural, la victoria que ha celebrado ante Noruega ha sido muy diferente. Más ajustada, más sufrida, más exigente pero, por eso mismo, doblemente satisfactoria: le ha dado tres puntos que dejan su clasificación prácticamente sellada y, anímicamente, le sienta de maravilla saberse capaz de ganar también partidos complicados ante rivales igualmente llamados a llegar a rondas más altas del torneo.

Porque Noruega lo está. Convenció en su debut ante Nigeria y también hoy ha disputado un buen partido. Tanto como para pensar que, al menos, superará a Corea en la última jornada de la fase de grupos sin excesivos problemas. Ha tenido momentos de apuro, de agobio incluso, durante la media hora del primer tiempo en la que Diani ha tenido la moto en marcha. Y también en los ramalazos con los que, de manera intermitente, ha empujado su rival. Pero también ha tenido preocupadas a las francesas con su presión alta, que le ha permitido generar algunas ocasiones realmente peligrosas. Y que ha propiciado un primer tiempo muy entretenido.

Antes de que se cumpliera el primer minuto de la reanudación, Francia ha logrado el 1-0. Una perfecta combinación Henry-Majri por banda izquierda que ha rematado Gauvin. Las noruegas han tratado de sobrellevarlo y han tenido la suerte de empatar pronto, con un centro de Herlovsen desde la izquierda que Renard, de forma incomprensible, ha empujado a su propia portería.

Los nervios han cambiado de bando aunque tampoco ahora ha sido por demasiado tiempo. En el minuto 70, y tras recurrir al VAR, Bibiana Steinhaus ha saldado con penalti una acción discutible entre Engen y Torrent. Le Sommer ha marcado y, aunque faltaban todavía veinte minutos, ha sido definitivo. Inconscientemente Noruega se ha debido ver sin opciones y ha parecido apretar más por profesionalidad que por convicción ante una Francia que ha intentado hacer el tercero sin fortuna.

Nigeria se aferra al Mundial a costa de Corea

Nigeria, rival de Francia en la última jornada de la fase de grupos, ha celebrado su primera victoria en esta edición del Mundial a costa de una Corea que, salvo milagro, quedará eliminada. Como en su partido inaugural ante Noruega, las africanas han sido mejores de medio campo hacia arriba que en defensa. Pero al contrario de lo que les sucedió entonces, esta vez han mantenido su portería a cero y han acertado en la de Kim Minjung.

Claro que el rival también ha sido diferente. Una Corea trabajadora y aseadita, mucho más ofensiva que en su duelo contra Francia, cuando apenas sobrepasó el centro del campo en un par de ocasiones, pero sin chispa en el área rival y con mala pata en la propia. Porque lo estaba haciendo bien cuando le ha caído el primero, a la media hora, con un pase en profundidad para Oshoala que Kim Doyeon ha empujado a su portería al intentar despejar el balón.

Tras el descanso, las asiáticas han apretado más. A punto han estado de tener premio pero el gol de Lee Geumnin ha sido anulado por ajustado fuera de juego. Con el transcurso de los minutos, y Corea obligada a tomar cada vez más riesgos, su rival ha encontrado vía libre para su mejor arma, el contragolpe. Y así ha llegado la sentencia, con un pase largo de Okeke que Oshoala, tras driblar a la portera coreana, ha llevado hasta la línea de fondo para, casi sin ángulo, anotar el definitivo 0-2.

Alemania acierta cuando peor estaba (1-0)

Sin demasiado juego pero con máxima efectividad, Alemania celebra su segunda victoria, que le coloca virtualmente en octavos de final. España, con Irene Paredes y Nahikari García en el once titular, ha sido mejor en la primera parte. Anticipándose a su rival en casi todas las acciones, presionando con intensidad, buscando la portería rival sin demasiadas complicaciones, es probable que el equipo de Jorge Vilda haya firmado, al menos en lo que se refiere al primer tiempo, su mejor actuación en un torneo oficial. Pero bien porque no ha acertado en sus mejores ocasiones, bien porque le ha faltado decisión en sus acercamientos al área, ha mantenido a las alemanas con vida. Y eso suele ser sinónimo de derrota.

El choque ha empezado a cambiar mediado el primer tiempo. Nahikari, que había protagonizado las dos ocasiones más claras hasta entonces, se ha llevado un golpe en la nuca. El partido se ha parado para que la urnietarra fuera atendida y aunque ha sido apenas un par de minutos, Alemania lo ha aprovechado para reordenar sus ideas. Ha limado algo la verticalidad con la que estaba sorprendiendo su rival y ha empezado a hacer daño, sobre todo con Huth entrando cada vez con más comodidad por banda derecha. De allí ha llegado el gol, a tres minutos del descanso, con un centro de la futbolista del Turbine para el cabezazo de Popp. Paños ha rechazado en corto y, aprovechando el despiste de Marta Torrejón, Dabritz ha metido el 1-0 con toda su rabia.

En ventaja, Alemania ha regresado mejor tras el descanso, mientras su rival incurría de forma cada vez más patente en su pecado habitual. Tenía el balón pero le costaba llevarlo al área y más aún rematar con intención. Jorge Vilda ha buscado la misma fórmula que ante Sudáfrica. Y ha vuelto a darle resultado, si no en el marcador, sí en el juego. Lucía García, rápida y siempre con la portería entre ceja y ceja le ha dado a España el cambio de ritmo que necesitaba.

Tampoco así llegaba el gol pero la «roja» al menos mantenía la esperanza ante un rival que cada vez generaba más peligro a la contra pero que, sorprendentemente siendo quien es, tampoco lograba matar el partido. No le ha hecho falta finalmente, encabeza ahora el Grupo B en solitario con seis puntos y, salvo sorpresa, estará en octavos de final.

Programa del 13 de junio

La segunda jornada en el Grupo B se completará este jueves con el partido que enfrentará a Sudáfrica y China en París (21.00), al que ambas selecciones llegan obligadas a ganar si quieren tener alguna opción de alcanzar los octavos. En el Grupo C, Australia y Brasil se enfrentan en Montpellier (18.00). Tras su tropiezo inaugural, las Matildas necesitan rascar ante ante el líder del grupo para seguir adelante.