La DOCa Rioja actualiza su etiquetado para detallar mejor el origen de los vinos

Con el nuevo etiquetado de la DOCa Rioja, el consumidor sabrá de qué viñedos proceden de forma más detallada y con ello podrá conocer «el clima, el suelo o la cultura» de dicha zona o municipio.

Ane URKIRI|Bilbo|2019/07/01
Larioja_presentacion
La Alhondiga de Bilbo ha sido el escenario de la presentación del nuevo etiquetado.

La Denominación de Origen Calificada (DOCa) de La Rioja ha presentado en la Alhóndiga de Bilbo su renovado planteamiento para sus etiquetados. Estas referencias responden a la nueva regulación que la Denominación puso en marcha en 2017 mediante la implantación de un sistema de trazabilidad para los Vinos de Municipio –idéntico a los de zona puestos en marcha en 1998–, y la aprobación de nuevas figuras como vinos de Viñedo Singular o Espumosos de calidad.

«Estas nuevas figuras aumentan la visibilidad de unidades geográficas de menor tamaño, precisando y certificando, en la propia etiqueta, el origen concreto de los vinos», ha precisado el presidente de la DOCa Rioja, Fernando Salamero. Y es que, con este nuevo etiquetado, el consumidor sabrá exactamente de dónde proviene el vino porque cada vinicultor deberá cumplir todas las condiciones para conseguir este certificado.

Vino de Municipio (VM), Vino de Zona (VZ) o Viñedo Singular son los nuevos certificados y cada uno tiene sus propias condiciones. Por ejemplo, un vino de zona será aquel que esté producido con los viñedos que sean exclusivamente de ese ñarea y la bodega en cuestión también tendrá que estar en la misma zona. La única excepción es que, «como el terreno no responde a las limitaciones de los planos, el 15% del viñedo puede provenir de la zona limítrofe».

Esa salvedad, por ejemplo, no existe en los Vinos de Municipio. Todos los viñedos y la propia bodega deberán estar ubicados en un mismo pueblo. Así incluso pueden crear «la expresión de ese municipio», manifestó Pablo Franco, director técnico del Consejo Regulador de la DOCa. Ese matiz vino después de catar un vino de municipio proveniente de Guardia, que está producido con cosechas de diferentes fincas, pero todas ellas ubicadas en Guardia, obviamente.

«Ya tenemos 55 vinos de municipio, de más de 20 pueblos distintos», ha detallado y ha añadido que gracias a esto «podemos conocer La Rioja de una forma distinta».

84 Viñedos Singulares

La labor para este nuevo etiquetado comenzó en 2017, por lo que las primeras botellas con el nuevo certificado son de la cosecha de 2018. Al ser una apreciación reciente, Franco explicó que aún están en la fase final de reconocimiento de los de Viñedos Singulares, porque la aprobación de estos es algo más exhaustivo. Dichos viñedos los puede identificar una bodega porque esa parcela puede ser singular por su climatología o cabe también que la diferencia se derive del efecto de quien los trabaja. 

El Ministerio también evaluará el vigor vegetativo del viñedo y esa inspección se hará anualmente. El reconocimiento de Viñedo Singular quedará publicado en EL BOE. «Es complicado pero ya estamos trabajando para la certificación de 84 viñedos», ha indicado. Aunque no será el único control que deberán superar: «Después de ser reconocidos como Viñedo Singular, deberán superar una exigente cata en la que si no obtienen una calificación excelente no se podrá comercializar».