Un monolito recordará en Gordexola al «desaparecido» gudari Domingo Castresana Beraza

La familia de Domingo Castresana Beraza se reunirá este domingo en Gordexola para inaugurar un monolito en honor a este gudari del batallón Abellaneda, fusilado en abril de 1937 en las tapias del cementerio gasteiztarra de Santa Isabel y cuyos restos podrían estar depositados en el Valle de los Caídos. Sus allegados los reclaman.

Agustín GOIKOETXEA|2019/07/11
Gordexola
Monolito en recuerdo a Domingo Castresana Beraza.

El acto, organizado por los familiares con la colaboración del Ayuntamiento de Gordexola, tendrá lugar a las 12:00 en la barriada de Calzada de Zubiete nº 14, en el lugar donde se levantaba el caserío donde habitó el «desaparecido». Domingo Castresana Beraza, de 23 años, fue herido el 31 de marzo de 1937 en el monte Maroto y hecho prisionero por las tropas del general Emilio Mola.

El gudari gordexolatarra ingresó en el hospital de Santiago, en Gasteiz, de donde fue sacado por vecinos falangistas y ejecutado en las tapias del cementerio de Santa Isabel. Fue enterrado en una fosa común, una de las dos cuyos restos fueron trasladados al Valle de los Caídos en 1959. «No tenemos ninguna certeza de que esté allí, pero creemos que es lo más probable», explica su sobrino Iñaki Bustillo Castresana, quien asegura que «no perdemos la esperanza».

Bustillo lleva varios años rastreando los archivos en busca de pistas sobre dónde se encuentran los restos de su tío. En esa tarea, recogieron por medio del Instituto Gogora el ADN del hermano pequeño del «desaparecido», que aún vive, tratando de abrir nuevas vías de investigación.

Su hermano José Luis junto a sus sobrinos se reunirán este domingo al mediodía en la barriada de Calzada de Zubiete para recordar a Domingo Castresana Beraza y a todos los gudaris que cayeron en la defensa de las libertades.

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK