Ekologistak Martxan recurre por lo legal el proyecto conjunto del Obispado de Bilbo y Mutualia

Ekologistak Martxan ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco contra el acuerdo del Ayuntamiento que posibilita el proyecto conjunto del Obispado de Bilbo y de Mutualia en la actual Escuela de Magisterio de Abando. Por otro lado, la plataforma vecinal por un Abando habitable y saludable ha pedido a las instituciones que garanticen el espacio verde y público en la zona.

Asier ROBLES|2019/07/30 14:30
Em2
Ekologistak Martxan recurre el proyecto conjunto del Obispado de Bilbo y Mutualia. (Marisol RAMIREZ / FOKU).

Ekologistak Martxan ha presentado un recurso contencioso administrativo al TSPV contra el acuerdo del Ayuntamiento de Bilbo que posibilita el proyecto conjunto del Obispado de Bilbo y de Mutualia, en la parcela en la que actualmente se encuentra la Escuela de Magisterio Begoñako Andra Mari (BAM) y que prevé su derribo.

El Obispado planea unificar los servicios diocesanos en dicho solar, que actualmente ocupa la Escuela BAM en Abando, la cual será demolida y albergará, además, un nuevo hospital propiedad de Mutualia.

Según han señalado este martes en Bilbo el portavoz de Ekologistak Martxan, Kike Antolín, y el representante de la plataforma vecinal por un Abando habitable y saludable, Raúl Rodríguez, han solicitado al Tribunal que no se aprueben licencias en esa parcela, ya que no se ha realizado el estudio de Evaluación Ambiental Estratégica que exige la ley.

Por otro lado, Rodríguez ha asegurado que se trata de un «pelotazo urbanístico» porque el Ayuntamiento ha permitido que el Obispado venda casi la mitad del terreno edificable a un tercero, lo que ha generado «un gran beneficio económico» y ha supuesto «un cambio de uso de suelo».

También ha señalado que, según la AMPA del Colegio Público Cervantes, que está al lado, el centro se verá «afectado» con esta nueva construcción. Por eso, los vecinos de Abando pedirán al Departamento de Cultura de Lakua que el patio y las palmeras del terreno se declaren bien cultural, con el fin de parar la remodelación del solar.

En este sentido, Rodriguez ha recordado también el problema que tiene Abando con la falta de zonas verdes de proximidad y ha pedido que se busquen soluciones que permitan garantizar espacio público en esta zona.

Según ha señalado Rodríguez, el Obispado de Bilbo «no quiere negociar ningún tipo de condición», y por ello piden al Ayuntamiento de Bilbo que interceda.