Gaizka Garitano explica a «The Guardian» los valores, sueños y ambiciones del Athletic

De fútbol, de una filosofía única y de sentimientos habla Gaizka Garitano en «The Guardian», que ha entrevistado al entrenador del Athletic apenas unos días antes del inicio de la Liga. El preparador derioztarra confiesa que entrenar a los rojiblancos «es un sueño hecho realidad», y no descarta nada esta temporada.

Iker BIZKARGUENAGA|2019/08/13 11:37
Gaizka
Gaizka Garitano, durante un entrenamiento del Athletic Luis Jauregialtzo I FOKU

Unos días antes de que el Athletic arranque la Liga en San Mamés contra el Barça, “The Guardian” ha entrevistado a Gaizka Garitano, en un artículo firmado por el periodista Will Unwin donde se presenta al club rojiblanco como «antídoto» a eso que se viene a llamar, de forma desdeñosa, «fútbol moderno».

«Es diferente cuando juegas no únicamente por dinero o para ganar títulos sino por nuestros colores, nuestros valores, por nuestras familias y amigos, es algo especial en el mundo», explica el entrenador derioztarra, que dice sentirse honrado –«es un sueño hecho realidad»– por entrenar al equipo de sus amores pero que confiesa, asimismo, lo mal que se pasa cuando los resultados no acompañan, precisamente por eso mismo. Un sentimiento en el que le acompañan su familia y demás allegados, igualmente aficionados del Athletic.

De hecho, para el diario británico Garitano es un epitome de todo lo que representa el club vizcaino, pues nació y creció a apenas unos minutos de Lezama, pasó por la cantera rojiblanca y ahora dirige a su primer equipo, un club cuya política «única en el mundo» de alinear exclusivamente a jugadores vascos o formados futbolísticamente en Euskal Herria se explica en el reportaje y defiende con intensidad el entrenador.

«La gente en Euskal Herria siente que esa es nuestra filosofía y no podemos cambiarla –resume–. Incluso cuando hemos pasado por dificultades para mantenernos, para pelear contra grandes equipos, tenemos algo especial y debemos mantener esa tradición de jugar con nuestra gente».

En este sentido, Garitano considera «honestamente» casi «un milagro» haberse mantenido siempre en primera división, junto a Barcelona y Real Madrid, un hecho que confía en mantener por siempre pero que, admite, es cada vez más complicado en una competición en la que el resto de equipos incrementan sus presupuestos y no tienen restricciones para fichar.

Con todo, el preparador de Derio constata que ese debate adquiere fuerza en situaciones complicadas como la sufrida la temporada pasada, cuando cogió al equipo en puestos de descenso, pero a su juicio «es en esos momentos cuando debemos estar orgullosos de nuestra filosofía y tratar de trabajar de forma adecuada nuestra cantera, para formar a jugadores jóvenes que renueven el primer equipo». Y es que, por otra parte, asume que en estos momentos en su plantilla «algunos de nuestros mejores jugadores son muy mayores».

Este año, ¿por qué no?

Garitano, que confiesa que cuando se casó compró un piso junto a los campos de entrenamiento de Lezama, explica que se siente muy cercano al planteamiento futbolístico de Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool y abanderado del fútbol intenso, rápido y ofensivo. También destaca la histórica relación entre el Athletic y el fútbol inglés, cuya influencia, opina, aún se mantiene en el club rojiblanco.

35 años después del último gran título para el Athletic, a su entrenador le preguntan por la posibilidad de volver a sacar la gabarra. «Es muy difícil», concede, pero no descarta poder vivirlo esta temporada. «¿Por qué no? Tenemos que intentarlo. Es mi sueño», concluye.