Los cazadores de Gipuzkoa retoman la actividad tras seis meses de huelga

Diputación Foral y Federación han alcanzado un acuerdo que regula la caza mayor y que permite retomar esta actividad en el monte Ulia, entre Donostia y Pasaia.

Naiz|2019/09/10 19:05
Manifestacion_5_mayo-1
Cabecera de la marcha celebrada en Donostia el pasado mayo. (Gipuzkoako Ehiza Federazioa)

La Diputación de Gipuzkoa ha publicado este martes en su Boletín Oficial los contenidos del acuerdo alcanzado con la Federación de Caza (FGC) de este territorio. Los cazadores mantenían desde el pasado marzo una huelga indefinida que afectaba sobre todo al sector agrario debido al incremento de la población de jabalíes y corzos.  Las batidas se retomarán en breve. En mayo, miles de personas se manifestaron en Donostia bajo el lema «Euskadin ehiza bai».

El acuerdo regula la caza mayor tras cuatro años sin convenio. Asimismo, se da luz verde a la vuelta de la caza en el monte Ulia, después de que el pasado junio en Tribunal Superior de Justicia del País Vasco aceptara el recurso presentado contra la prohibición. La Federación también ha mostrado su satisfacción por la ampliación de la temporada para la paloma torcaz.

«Paso atrás para los baserritarras»

Por su parte, los sindicatos agrarios ENBA y EHNE consideran que este acuerdo «tiene como única consecuencia positiva la reanudación de la actividad cinegética de una especie tan perjudicial para el agro como es el jabalí. Nuestra prioridad absoluta es la reducción de la sobrepoblación de jabalís y con ello, la disminución de daños en nuestras tierras. Contra la imagen que algunos pretenden proyectar, la cuestión de las indemnizaciones es secundaria, aunque no por ello deba olvidarse».

Por lo demás, para ENBA y EHNE el documento suscrito entre Diputación y la FGC «supone un claro paso atrás para los baserritarras», ya que otorga a los cazadores «un poder y control absoluto» en la aplicación del convenio. «No se puede atribuir en exclusiva a la FGC la potestad de decidir la respuesta a dar a los baserritarras afectados: indemnización, compensación en especie, medidas correctoras, etc».

Ambos sindicatos critican que se ha «dejado fuera de la mesa de negociación a la parte afectada, es decir, a los baserritarras», y reclaman que se les incluya en la comisión de seguimiento del convenio.

ENBA y EHNE instan a la Diputación a que «abra rápidamente un proceso de reflexión sobre la organización de la caza en Gipuzkoa en su conjunto» para evitar que vuelvan a repetirse «situaciones de desamparo» como la vivida durante los seis últimos meses.