Fallece un trabajador que sufrió ayer un infarto en la planta de Tubacex de Amurrio

El hombre, de 61 años y vecino de Amurrio, cayó desvanecido cuando trabajaba en un lugar con un intenso calor. Es la segunda persona que muere en esta planta en lo que va de año.

Naiz|Laudio|2019/09/18 10:37
Tubacex
Manifestación de los trabajadores de Tubacex en el anterior accidente mortal. (Luis JAUREGIALTZO/FOKU)

Un hombre de 61 años, vecino de Amurrio, ha fallecido después de sufrir ayer por la noche un infarto mientras trabajaba en la planta de Tubacex en Amurrio, en la planta de la acería Aceralava.

Al parecer, desarrollaba su labor en un espacio con un intenso calor, cuando cayó desvanecido. Fue trasladado al hospital de Cruces, en Bilbo, pero no han podido salvar su vida.

Fuentes sindicales han indicado que era empleado de Eusetek Gas SL, una empresa subcontratada por Tubacex que se dedica al mantenimiento del horno de la acería Aceralava.

LAB ha explicado que la víctima, al igual que otras personas, se quedó el año pasado en la calle tras «un proceso concursal muy traumático» en la empresa Talleres Gometegui, de Laudio, «sin cobrar todo lo que la empresa les debía y abocados al paro con una edad mala para el mercado laboral, más de 50 años».

«Tenemos claro que las condiciones de vida y trabajo y la precarización de las mismas han tenido una incidencia directa en esta muerte obrera y así lo denunciamos», resalta LAB.

Es la segunda persona que muere en lo que va de año mientras realizaba su labor en esta empresa alavesa.

Réplica de la dirección

La dirección de Tubacex ha remitido un comunicado admitiendo que el trabajador era empleado del subcontrata Eusetek Gas S.L. y ha querido precisar que «todos los indicios apuntan a un fallecimiento por causas naturales, sin que se pueda concluir que este desfallecimiento sea una consecuencia del trabajo realizado ni de las condiciones o el entorno, donde no estaba sometido a condiciones de estrés térmico».

Ha aclarado que el empleado falleció en el hospital de Basurto.

Protesta juvenil

Jóvenes de Ernai de Aiaraldea han protagonizado una protesta, encadenándose y rociando pintura roja sobre sus cuerpos, para denunciar la «última muerte por la precariedad en Tubacex, la segunda en la misma empresa en lo que llevamos de año».