Empleo de calidad y consolidar la Renta Garantizada en Nafarroa, objetivos de la consejera Maeztu

Lograr «más empleo y de más calidad para poder desarrollar una vida digna» es el principal objetivo del departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Nafarroa, que aboga por reforzar la Atención Primaria de Servicios Sociales y consolidar la Renta Garantizada desplegando «su potencial de protección social e incremento de medidas para la inclusión».

Naiz|2019/09/19
Maeztu
La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Nafarroa, María Carmen Maeztu. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

Los retos y objetivos prioritarios de la legislatura han sido detallados en su primera comparecencia parlamentaria por la titular de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu, quien ha incidido en su disposición a «la colaboración y el diálogo permanente» tanto con grupos políticos, como con agentes sociales, entidades del tercer sector, profesionales de servicios sociales y sociedad en general.

Tras destacar el descenso del paro registrado desde 2014 o el aumento de afiliación a la Seguridad Social, con 43.856 personas más trabajando que en enero de 2014, ha comentado que las cifras «positivas» no deben «hacer perder de vista los problemas que existen ni caer en autocomplacencia».

Y es que, ha remarcado, persisten «importantes bolsas de mala calidad en el empleo, temporalidad y parcialidad e importantes brechas», problemas «serios cuya corrección deberá ser una prioridad».

Como el primero de sus retos ha citado la «dualización del empleo, la dificultad de acceso a la vivienda y la disminución de la protección social contributiva con nuevas expresiones de pobreza, desigualdad y exclusión».

Otro reto tiene que ver con el incremento de la longevidad y el aumento de la diversidad generacional y funcional, lo que hace preciso «trabajar en la mejora de la prevención, el envejecimiento activo y servicios centrados en la persona», lo que conlleva una inversión social y económica y representa un «importante nicho de generación de empleo».

La atención de la discapacidad y la enfermedad mental son otros retos que deben abordar, según Maeztu, que ha sumado a ellos todo lo relacionado con la diversificación de los modelos familiares y convivenciales con la persistencia de la desigualdad de género, unido a la baja natalidad y baja emancipación.

En la misma línea ha mencionado el incremento de la movilidad geográfica y de la diversidad étnica, cultural y moral en la sociedad; la individualización de las trayectoria y proyectos vitales; la sobreexplotación de recursos naturales y medio ambiente relacionado con la despoblación territorial.

Asimismo, ha hablado de la creciente diversificación y concurrencia de diferentes agentes en las distintas ramas o sectores de la acción pro bienestar y las políticas públicas y la sociedad del conocimiento.

En ese ámbito entre sus proyectos figuran un nuevo Plan de Empleo 2020-24, la intensificación de medidas para reducir la desigualdad y las brechas sociales en el empleo, un nuevo plan de economía social , el impulso del emprendimiento y la formación profesional o la elaboración de un sistema de evaluación continua de las Políticas Activas de Empleo.

En relación con los Servicios Sociales, ha avanzado entre sus proyectos iniciativas normativas relacionadas con la ley de servicios sociales, el Decreto Foral de Financiación de los Servicios Sociales y el Decreto de autorizaciones.

La consejera ha mencionado entre sus proyectos el impulso del Plan Estratégico de Servicios Sociales, la reforma de la Atención Primaria de Servicios Sociales, el impulso de la ley foral de conciertos o la actualización de la cartera de servicios sociales.

La revisión del copago, la modificación del Decreto Foral de sujeciones físicas y farmacológicas, el Plan Estratégico de Dependencia, el desarrollo del Plan de Discapacidad y la estrategia de Envejecimiento Saludable son otros proyectos del departamento, que se plantea una nueva ley integral de la infancia y la adolescencia, el desarrollo de la ley de Familias monoparentales y la ampliación de ayudas para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

En relación con la lucha contra la pobreza, sus proyectos pasan por consolidar el modelo de Renta Garantizada o una nueva Ley Foral contra la pobreza, entre otras cuestiones, según Maeztu que ha apostado por una Navarra más solidaria con el desarrollo con un incremento de la Ayuda Oficial al Desarrollo, entre otras medidas.

Ha concluido su repaso de proyectos citando los relacionados con la Innovación social y la colaboración con el tejido asociativo, entre los que figura la puesta en marcha del Laboratorio Permanente de Innovación Social.

Por Navarra Suma, Marta Álvarez, crítica con el anterior departamento, ha hablado de «continuidad» en las políticas, mientras que Nuria Medina, PSN, ha mostrado «tranquilidad» porque el Gobierno tiene «una hoja de ruta clara».

Isabel Aranburu, Geroa Bai, ha considerado que en los cuatro años de «gobierno del cambio se han cambiado muchas cosas» y ha abogado por avanzar en esa línea y Patricia Perales, EH Bildu, quien ha considerado «adecuados» los retos y ha apuntado que no van a «tolerar ningún tipo de retroceso», ha replicado a Álvarez que hay que ser «muy críticos con la política que hizo su partido (UPN)».

En la misma línea Marisa de Simón, I-E, ha defendido la gestión realizada en este ámbito la pasada legislatura, a la que da continuidad el acuerdo programático, con cuyo cumplimiento estarán «muy vigilantes», ha afirmado.