Fallece el prestigioso jurista Louis Joinet, implicado por el desarme y los presos vascos

Louis Joinet, jurista francés de mucho prestigio implicado en los últimos años en la causa vasca hasta el punto de haber sido denunciado en la Audiencia Nacional por Covite, ha fallecido a los 85 años

Ramón Sola|DONOSTIA|2019/09/22 12:18
Joinet
Joinet, junto a Anaiz Funosas en Baiona el 8 de abril de 2017. (Iñigo URIZ | FOKU)

Louis Joinet ha muerto a los 85 años tras una larga carrera en la judicatura (y tangencialmente en la política) francesa, una gran aportación al paradigma de resolución de conflictos en el ámbito internacional y una importante implicación en Euskal Herria en los últimos años, tanto para la cuestión del desarme como para la de los presos.

Su figura tomó relevancia pública aquí como uno los artífices principales de la Conferencia de París de junio de 2015, en la que un centenar de personalidades francesas demandaron avances en el proceso vasco. Ejerció como presidente de aquella sesión.

Unos meses después, en octubre, entrevistado por GARA, expuso su convicción de que «la ley debe interpretarse en favor de la paz, no para la represión». Y desveló entre otras cosas que había jugado un papel de «facilitación interna en ETA». Ello hizo que apenas tres días después Covite le denunciara en la Audiencia Nacional considerando que de la entrevista se desprendía que «obstaculizó la detención de etarras huidos».

La querella no amilanó a Louis Joinet, que el 8 de abril de 2017 participó en los actos de Baiona que envolvieron la culminación del desarme de ETA. Bajo un intenso calor que delató que se encontraba ya en un estado físicamente débil, el exmagistrado leyó la declaración impulsada por los Artesanos de la Paz en francés (junto a Susana George, que lo hizo en inglés; Estitxu Eizagirre, en castellano; y Fernando Armendáriz, en castellano).

Aquella movilización lanzó un «orain presoak» como hilo conductor de la siguiente fase, y también en ella el jurista fallecido ha tenido potente implicación. Lo prueba la disposición a acoger en su domicilio a Josu Urrutikoetxea, hecha saber al tribunal que evaluaba su puesta en libertad o no en junio pasado.

La opción de control judicial requería que el preso tuviera un domicilio conocido y con garantías jurídicas, y Joinet se declaró dispuesto a ponerlo, aunque finalmente el tribunal decidió dejar preso a Urrutikoetxea.

Luis Joinet también ha seguido muy de cerca y desde hace años los casos de otros presos vascos como Lorentxa Beyirie, a quien se niega la libertad condicional.

Estuvo también junto a los 11.000 vascos que en diciembre de 2017 protagonizaron una marcha histórica a París para reclamar que se afrontara la cuestión de los prisioneros.

De Miterrand a la Justicia Transicional

En el ámbito jurídico francés e internacional, la carrera de Louis Joinet ha dejado también muchos hechos relevantes. Así, durante parte de la presidencia de Francois Miterrand ejerció como su asesor para cuestiones jurídicas.

Antes, en 1968, había fundado el Sindicato de la Magistratura francés, de carácter progresista, que sigue siendo una referencia importante en la actualidad.

Y más tarde, en 1997, estableció para la ONU los llamados «principios Joinet» por los que se le considera uno de los padres de la Justicia Transicional. En estos últimos años ha pertenecido al Comité de Expertos de Naciones Unidas para estas cuestiones.

Mediante notas de prensa o las redes sociales, distintas asociaciones y organizaciones, como Bakebidea, el Foro Social o EH Bai, han mostrado sus condolencias por la muerte de Joinet y han resaltado su labor en favor de la paz en Euskal Herria. El sindicato de la magistratura también ha mostrado su pesar por la pérdida de uno de sus «fundadores históricos».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK