Juliette Binoche: «Un vidente me dijo: ‘no eres Catherine Deneuve’»

Juliette Binoche ha sido la estrella internacional del día en la tercera jornada del Festival de Cine de Donostia, donde ha presentado ‘La verdad’, una cinta del japonés Hirokazu Koreeda en la que comparte protagonismo, por primera vez, con Catherine Deneuve.

NAIZ|2019/09/22 17:59
Binoche
Juliette Binoche, a su llegada a Donostia. (Ander GILLENEA / AFP)

«Estoy enamorada de Catherine desde pequeña», ha dicho a un grupo de periodistas, «trabajar con ella ha sido un sueño y al mismo tiempo algo normal y real porque en este oficio tarde o temprano te acabas cruzando».

Haciendo gala de muy buen humor, Binoche ha confesado que siendo más joven un vidente le soltó una vez: «Mira, no eres Catherine Deneuve» y es algo que no ha olvidado. Acto seguido ha aclarado: «Tenía miedo y necesidad de reafirmarme a mí misma, por suerte ya lo he superado, ya no voy a videntes».

También ha contado que durante el rodaje trató a Deneuve como una madre, que es la relación que tienen en la ficción, la historia de una diva del cine (Deneuve) que se aferra a la fantasía y se resiste a confrontar la realidad, incluida la complicada relación con su hija (Binoche), que vive en Nueva York y decide ir a visitarla unos días junto a su marido (Ethan Hawke) y su hija.

Una vez ganada la confianza mutua, Binoche asegura que entre ellas regía el humor. «Una vez intenté robarle un cigarro y no le gustó nada, me dijo que no se lo iba a devolver. Más tarde le di un paquete y me dijo que no era lo mismo, porque no era el cigarrillo bueno».

Binoche, que en la ficción es guionista, se confiesa una apasionada de su trabajo en la vida real, aunque también dice no tener miedo a no volver a ponerse nunca más delante de una cámara.

«No tengo tiempo de respirar entre película y película», dice la actriz, que tiene otros tres títulos pendientes de estreno. «Pronto me voy a tomar un tiempo hasta fin de año para no hacer nada, es una necesidad absoluta, es importante saber parar, y no me angustia en absoluto la idea de no volver a trabajar», ha asegurado.

‘La verdad’ de Kore-eda, que compitió en el pasado Festival de Venecia, se presenta aquí en la sección Perlas, una selección de lo mejor de otros certámenes internacionales, donde el público decide cuál es la mejor.
Se trata de la primera producción europea –rodada en el Estado francés– del ganador de la última Palma de Oro de Cannes, un drama ligero y con toques de comedia, que juega con las contradicciones entre realidad y ficción.

Binoche llevaba años queriendo trabajar con el japonés, de hecho fue ella quien se dirigió a Koreeda con la propuesta y este decidió dar una vuelta y adaptar un guion que tenía medio escrito desde hacía tiempo.

«Kore-eda es, como Chejov, un maestro en abordar las relaciones humanas sin juzgar, presentar las posibilidades, sin buenos ni malos, pone a los personajes en situaciones complejas que les obligan a cuestionarse a sí mismos y allí entra en juego la tolerancia, ponerse en cuestión con relación con la verdad de otro».

Sobre esa reflexión en torno a lo verdadero, la ganadora de un Óscar por ‘El paciente inglés’ dice que lo peor es identificarse con la realidad que uno vive y pensar que eso es la verdad. «Cada uno debe encontrar una cierta verdad que te permita superarla, porque si te aferras a ella, te quedas atrapado siempre en la misma historia», sostiene.

En cuanto a su relación con Koreeda ha destacado que este se sorprendía cuando ella pedía hacer una nueva toma. «Creo que es algo que los actores japoneses no hacen. Catherine tampoco, ella piensa que sea el director quien decida, pero yo no soy así, siento siempre la necesidad de ir más allá, sentir que doy lo máximo».