Araski defenderá su corona de la Euskal Kopa ante Gernika Bizkaia

Las de Madelen Urieta se han impuesto por 60-52 a un correoso Ibaizabal, gracias a los 20 puntos de Laura quevedo y pese a la ausencia de Izaskun García. En la segunda semifinal, Kraker y las vizcainas han sobrevivido a una gran Ariel Edwards.

Arnaitz Gorriti|2019/09/22 16:30
Araski
Laura Quevedo, uno de los fichajes de Araski, ha brillado con 20 puntos. (Monika DEL VALLE / FOKU)

RPK Araski podrá defender por tercer año consecutivo su corona en la Euskal Kopa Femenina, el domingo a partir de las 12.00, una final emitida en directo por ETB.

Las entrenadas por Madelen Urieta se han impuesto por 60-52 a un correoso Ibaizabal GDKO en el polideportivo Landako de Durango y ya preparan la final del domingo, una final ante Lointek Gernika Bizkaia, que se ha impuesto en el segundo envite de la noche por 61-56 a IDK Gipuzkoa.

RPK Araski ha sufrido lo suyo para doblegar por 60-52 a un correoso Ibaizabal GDKO, equipo de Liga Femenina 2 y que ha vendido bien cara su derrota, aunque ha debido que doblar la rodilla frente a la actual ganadora de la Euskal Kopa Femenina, que ha encontrado en Laura Quevedo, uno de sus fichajes de mayor solera, la principal artífice de su triunfo, con 20 puntos y 5 rebotes.

María Asurmendi y Arrate Agirre, de vuelta de su retirada de la pasada campaña, han sumado 9 puntos por cabeza, para apuntalar el sufrido triunfo de las entrenadas por Madelen Urieta, que han tenido que hacer frente a la ausencia de Izaskun García Urlezaga, de baja debido al fallecimiento de su abuela.

Y es que el Ibaizabal no ha venido al polideportivo Landako de paseo, por mucho que la iniciativa en el marcador casi siempre haya sido para RPK Araski.

Peyton Ferris se ha erigido en la líder de las vizcainas, sumando 15 puntos y encabezando una resistencia que ha significado que las de Galdakao, pese a caer por 31-25 al descanso, hayan vuelto a la carga en el tercer cuarto para llegar a los diez últimos minutos con 47-45 en el luminoso.

Más aún, Ibaizabal se ha puesto por delante 49-52, tras varias acciones de Villegas. Sin embargo, las vizcainas no han conseguido añadir ni un punto más en los seis minutos y medio finales de esta primera semifinal, y Araski no se lo ha perdonado: después del empate a 52, en los dos minutos finales del encuentro, sendos triples de Asurmendi y Van den Adel han roto el equilibrio, al punto de que la propia Asurmendi le ha puesto la rúbrica al partido con una bandeja a cuatro segundos para el final.

Gernika bizkaia resiste ante Ariel Edwards

No hubiera dejado de tener cierta ironía morbosa que el triunfo de IDK Gipuzkoa sobre Lointek Gernika Bizkaia hubiera llegara de la mano de Ariel Edwards. La ex de Araski ha dado un nuevo clínic de la clase que atesora sumando 19 puntos y 10 rebotes y, junto con Mehrin Kraker, autora de 12 puntos, llegada a Donostia procedente de Cadí La Seu, una pieza que se antoja muy importante debido a su tiro exterior, ha sido clave en el triunfo donostiarra, ha traído de cabeza a las de Mario López.

No obstante, un último parcial de 15-8 ha decantado el partido para las vizcainas, con 13 puntos y 7 rebotes de Wojta, amén de 14 puntos y 5 rebotes de Nikolina Milic, más el esfuerzo colectivo gernikarra para remontar.

En el bando gernikarra la respuesta ha sido coral. Ha rendido bien la internacional española Bellén Arrojo, mostrándose eficaz desde le media distancia, al tiempo que Wojta y Milic también han echado una mano, a la espera de despertar en el último cuarto. En cualquier caso, la mejor noticia de Lointek Gernika Bizkaia ha sido ver jugar con confianza, acierto y sin ningún miedo a Juana Molina, después de padecer la pasada campaña una gravísima lesión de rodilla, que visto lo visto ayer parece superada.

IDK Gipuzkoa ha llegado al descanso ganando por 31-35 y ha dado un tirón en el tercer cuarto, llegando a irse 39-48. No obstante, Gernika Bizkaia ha reaccionado, llegándose al arranque del cuarto final con 46-48 en el marcador.

Wojta y Milic han volteado el marcador y un triple de Gaby Ocete, ex de IDK Gipuzkoa, elevaba el 59-54. En un final lleno de errores, una cansta de Milic ha elevado el 61-56 definitivo.

Un Baskonia «duro y peligroso»

En otro orden de cosas, como es usual, Kirolbet Baskonia ha celebrado el tradicional «Meday Day», en el que la plantilla al completo, sanos y lesionados, se ha presentado de cara a la inminente temporada.

En ese sentido, en el contexto de una mañana calmada, han destacado la efusividad de Pierria Henry, la inmensa presencia física de Youssoupha Fall y un Tornike Shengelia que se ha mostrado esperanzado de que el cuadro gasteiztarra se convertirá en un rival «duro y peligroso».

«Tengo muy buenas sensaciones con la plantilla. Creo que este año vamos a ser un equipo muy duro y peligroso», ha recalcado el capitán, al punto de que se mostró satisfecho del juego interior que ha armado el conjunto baskonista.

«Con Youssoupha (Fall), Micheal (Eric), Achile (Polonara), Ili (Ilimane Diop) y yo somos bastante fuertes dentro. Además, hemos añadido a Pierria (Henry) y Nik (Stauskas) que también nos hemos hecho bastante duros por fuera», ha destacado el ala-pívot georgiano.

Pero como es obvio, Shengelia, pese a resumir que «tenemos una buena combinación de juego interior y exterior», ha advertido que «estamos todos pero aún no hemos entrenado todos juntos, y al final estos entrenamientos nos ayudarán a crecer. Estamos preparados para competir ya, pero nos queda mucho por crecer».