Liberado Nabil Karoui, uno de los dos candidatos en Túnez, a pocos días de la segunda vuelta

Nabil Karoui, el candidato a la Presidencia de Túnez que se hallaba en prisión preventiva desde el 23 de agosto acusado de evasión fiscal y de lavado de dinero, ha sido liberado esta noche por orden judicial a pocos días de la segunda vuelta y horas antes de que se anuncie el resultado definitivo de las legislativas.

NAIZ|2019/10/09 22:44
Karoui
Nabil Karoui saluda a sus seguidores tras abandonar la prisión de Mornaguia. (Anis MILI / AFP)

El Tribunal de Casación de Túnez ha fallado hoy a favor de la liberación de Nabil Karoui, uno de los dos candidatos que se enfrentarán en la segunda vuelta de las presidenciales en Túnez, quien se encontraba en prisión desde el pasado 23 de agosto por presunta corrupción. Unas horas después, Karoui saludaba a sus seguidores tras abandonar la cárcel de Mornaguia, cerca de la capital.

La campaña de Karoui había reclamado el martes el aplazamiento de las elecciones, previstas para el 13 de octubre, hasta que el candidato fuera excarcelado argumentando «desigualdad de oportunidades». Karoui fue detenido por presunto blanqueo de dinero y evasión fiscal, si bien por el momento no ha habido veredicto.

El presidente interino de Túnez, Mohamed Enaceur, advirtió el viernes de que el encarcelamiento de Karoui podría dañar la «credibilidad» del proceso y reconoció que la situación estaba generando «dudas y críticas en el plano nacional e internacional».

En este sentido, aplaudió los esfuerzos del presidente de la Comisión Electoral de Túnez, Nabil Bafun, por lograr «las condiciones necesarias que permitan al candidato Nabil Karoui llevar a cabo su campaña electoral en condiciones normales».

Bafun apostó el 3 de octubre por autorizar al magnate a participar en debates y dar entrevistas de cara a la segunda vuelta de las presidenciales, al tiempo que descartó aplazar la votación.

Denuncia de I-Watch

El magnate de la comunicación ingresó en prisión apenas diez días antes de que arrancara la campaña para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, a causa de una denuncia interpuesta en 2016 de la ONG I-Watch, que vigila la corrupción en el país, contra él y su hermano Ghazi, quien desde entonces se haya en paradero desconocido.

Aún así logró vencer con claridad al candidato del partido islamista moderado Ennahda y presidente del Parlamento, Abdel Fatah Mouro, y al resto de aspirantes, en una extraña campaña electoral en la que fue clave su esposa, Salwa Smaoui, y la cadena de televisión de su propiedad, Nessma TV, la de mayor audiencia nacional.

Karoui se enfrentará en la segunda vuelta al independiente Kais Saied, quien se impuso en la primera ronda con el 18,4% de los votos. El magnate y líder del partido Corazón de Túnez (Qalb Tounis) obtuvo el 15,58% de las papeletas.

El pasado domingo, su partido quedó en segundo lugar tras Ennahda en las elecciones legislativas, con en torno a 33-35 diputados, según los resultados preliminares, uno de los cuales será para su hermano Ghazi, quien al parecer pretende pedir inmunidad parlamentaria.

La orden judicial de excarcelación ha llegado horas antes de que la Junta Electoral anuncie el resultado definitivo de las legislativas.

A principios de julio, la Justicia había ya dictado otras medidas cautelares que incluían el bloqueo de bienes y la prohibición de abandonar el país, en el marco de una investigación contra su grupo empresarial con base en Marruecos, Argelia y Luxemburgo.

Los partidarios de Karoui han denunciado un intento de silenciarle por sus críticas al Gobierno, mientras que sus detractores aseguran que el magnate ha usado de forma indebida su cadena de televisión, Nessma TV, y su organización caritativa en su propio beneficio político.