El fiscal rebaja a 2 años y medio la petición de cárcel para Xabi Alonso

El fiscal ha rebajado a dos años y medio de prisión la petición de cárcel para el exfutbolista Xabi Alonso por defraudar supuestamente a Hacienda dos millones de euros durante los ejercicios de 2010, 2011 y 2012, años en los que era jugador del Real Madrid.

NAIZ|2019/10/10 12:49
Alonso
Xabi Alonso, a su llegada a una audiencia judicial el pasado enero. (Pierre-Philippe MARCOU/AFP)

La Audiencia Provincial de Madrid ha dejado visto para sentencia el juicio a Xabi Alonso, actual entrenador del filial de la Real, a su asesor fiscal, el abogado Iván Zaldua, y a Ignasi Maestre, el entonces administrador de una sociedad radicada en Madeira, a la que el primero cedió sus derechos de imagen en 2009 cuando estando en el Liverpool recibió la oferta para fichar por el Real Madrid.

Para cada uno de ellos el fiscal ha rebajado a dos años y medio su petición de prisión por tres delitos contra la Hacienda Pública al aplicar la circunstancia atenuante de reparación del daño al haber pagado la cuota supuestamente defraudada más los intereses antes de que fueran requeridos tras la reapertura de esta causa, que en su día había sido archivada. En cada caso, se trata de la mitad de la condena que solicitaba inicialmente la Fiscalía.

Por el mismo motivo la abogada del Estado, que ha ejercido la acusación en representación de la Agencia Tributaria, ha rebajado su petición de pena para cada acusado de ocho años y medio a cinco años de cárcel mientras que los letrados defensores han reclamado la absolución y alternativamente, si son condenados, que se les aplique las atenuantes de reparación del daño y dilaciones indebidas del procedimiento.

El fiscal y la abogada del Estado han mantenido que con el objetivo de eludir impuestos los acusados constituyeron una sociedad en Madeira para que Alonso realizara una «aparente» cesión de derechos de imagen a la misma cuando aún residía en Liverpool, pero que mantuvo la estructura durante los años siguientes al menos hasta 2012 en los que ya era residente y contribuyente en el Estado español.

Han añadido que el 1 de agosto de 2009, cuatro días antes de firmar con el Real Madrid, Alonso suscribió el contrato de cesión de los derechos de imagen con la empresa radicada en Madeira, Kardzali, que a juicio tanto de la Fiscalía como de la Abogacía del Estado fue una simulación, tal como declararon las inspectoras de Hacienda, para eludir la tributación de los rendimientos obtenidos.

Las acusaciones creen que así se desprende de diversos indicios, como que Kardzali no gestionó realmente los derechos de imagen de Alonso pues no estaba dotada de recursos para ello y han sostenido que ocultó los rendimientos de los mismos en sus declaraciones tributarias.

Alonso, «tranquilo»

Alonso, que el lunes defendió su inocencia, ha comentado a su salida del tribunal a los periodistas que está «tranquilo» porque «todo se ha hecho en amparo de la ley» y está convencido de su inocencia aunque ha aclarado que estará «contento cuando la sentencia sea absolutoria».

«Yo, siempre que me lo han requerido, he depositado el dinero pero con el propósito de demostrar mi inocencia».

Y ha apostillado: «No me interesa tanto el sentar precedente sino demostrar que en mi caso se hizo todo en amparo de la ley y que he cumplido con todas las obligaciones».