Erdogan amenaza con enviar miles de refugiados si Europa critica su ofensiva contra los kurdos

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, ha amenazado con «abrir las puertas» y enviar millones de refugiados hacia Europa si la Unión Europea, muy tibia en su respuesta, critica la ofensiva de Ankara contra los kurdos en Rojava y califica el ataque de «invasión». Tras la tensa calma de la noche, se reanudaron los combates en la frontera.

NAIZ|2019/10/10 16:40
Erdogan
Erdogan se dirige a los líderes provinciales de su partido, el AKP. (Adem ALTAN / AFP)

«Unión Europea, recupera el juicio. Si defines nuestra operación como una invasión, nuestro trabajo es fácil. Abrimos las puertas y te enviamos 3,6 millones de refugiados» sirios, ha defendido Recep Tayyip Erdogan en un discurso ante miembros de su partido en Ankara, arremetiendo contra la UE por sus críticas a la operación militar turca contra el autogobierno kurdo en Rojava.

Erdogan ha acusado a Bruselas de mentir y de no haber mantenido su promesa de facilitar ayuda económica a Turquía, en relación al acuerdo cerrado en 2016 por el que Ankara aceptaba controlar el flujo de refugiados hacia Europa a cambio de soporte financiero para atender a los inmigrantes en su territorio,y ha denunciado que la UE lleva 40 años diciéndole a Turquía que podrá entrar en el club comunitario.

París y Roma han convocado al embajador turco en sus respectivos países.

El presidente turco, que ha subrayado que la operación militar solo busca «eliminar el terrorismo», ha pedido a los países de la OTAN, de la que Turquía es miembro, y especialmente a Estados Unidos, que le apoyen en su ofensiva contras las milicias kurdas de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), ahora aliadas de Washington en la lucha contra el yihadista Estado Islámico (ISIS), pero que Ankara considera «terroristas». «No aceptamos que elijáis a una organización terrorista antes que a Turquía», ha criticado.

«No nos ayudaron»

La decisión de su homólogo estadounidense, Donald Trump, de abandonar a los kurdos a su suerte ha provocado las críticas de destacados cargos de su propio Partido Republicano, que le acusan de «traición», de las que el inquilino de la Casa Blanca trata de defenderse.

A pesar de haber amenazado a Turquía con «aniquilar su economía» mediante la imposición de sanciones si es «inhumana» con los kurdos, Trump ha relativizado la alianza de EEUU con las milicias kurdas en el combate al ISIS y respondido a las acusaciones de «traición» al argumentar que le «gustan» los kurdos de Siria, pero que no tiene ninguna obligación de protegerlos porque ellos no combatieron junto a EEUU contra la Alemania nazi.

«No nos ayudaron con la Segunda Guerra Mundial. No nos ayudaron con Normandía», ha manifestado.

También ha señalado que Turquía lleva «siglos» combatiendo contra los kurdos y quiere «devolverlos a allí de donde vinieron», y que EEUU ya lleva demasiado tiempo implicado en esa batalla. «Esto es como Israel y los palestinos, pero quizá el odio es aún mayor», ha opinado Trump.

Precisamente hoy, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha condenado «firmemente» la ofensiva turca y ha llamado la atención sobre lo que calificó de «limpieza étnica» por parte de Turquía y sus aliados. Ha asegurado que su país «está preparado» para brindar ayuda humanitaria al «valiente» pueblo kurdo.

Preguntado qué ocurrirá si la ofensiva brinda a los prisioneros del ISIS en manos kurdas la oportunidad de escapar de los campos de detención, Donald Trump ha respondido: «Se escaparían a Europa, allí es adonde quieren ir».

Ataque rechazado

La ofensiva se inició ayer con bombardeos aéreos y de artillería, para a continuación pasar a una operación terrestre. Tras la calma tensa de la madrugada, los ataques se han reanudado esta mañana en las ciudades de Ras al-Ain y Tal Abiad, y en las zonas de los alrededores de la frontera.

Las fuerzas kurdas han anunciado este jueves haber rechazado un nuevo ataque por tierra del Ejército turco en la zona de Ras al-Ain, tras los mortíferos bombardeos en la zona que marcaron la víspera el inicio de una ofensiva de Ankara. «Nuestras fuerzas han bloqueado un intento de incursión terrestre del ejército de ocupación turco en el eje Tal Halaf/Aluk», han indicado las FSD en un comunicado.

El ministerio de Defensa turco ha afirmado, por su parte, que la operación había sido «llevada a cabo con éxito durante la noche, por aire y por tierra».

Anoche se habían registrado al menos nueve civiles muertos en territorio kurdo de Siria, según un portavoz de las FSD, Kino Gabriel. Esta mañana, cuatro civiles –entre ellos un bebé– han fallecido en la provincia de Mardin (Kurdistán Norte) a consecuencia del impacto de proyectiles lanzados, según la televisión estatal turca, por milicias kurdas desde el otro lado de la frontera.

Erdogan, por su parte, ha asegurado que en el marco de su ofensiva militar al menos 109 miembros de las milicias  kurdas han muerto y «numerosos» han sido capturados.

Según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos, nueve miembros de facciones sirias aliadas a Ankara han fallecido en bombardeos y enfrentamientos con las FSD.

60.000 personas

Ha informado también de que más de 60.000 personas han huido de sus hogares por miedo a las operaciones turcas en al frontera en las últimas 36 horas. Ha agregado que las localidades de Darbasiya y Ras al-Ain han quedado vacías.

Las autoridades kurdas han acusado a Turquía de bombardear, anoche en Qamishlo, la prisión de Chirkin, en la que había milicianos de Estado Islámico de más de 60 nacionalidades, y han denunciando que se trata de un «claro intento» de ayudarles a escapar.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK