Donald Trump plantea ahora la posibilidad de mediar entre Turquía y los kurdos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha planteado la posibilidad de mediar entre Turquía y los kurdos, tras la ofensiva de Ankara contra el norte de Siria. Washington asegura que Ankara conoce bien las «líneas rojas» que le ha establecido en su intervención.

NAIZ|2019/10/10
Turquia
Desde territorio turco, se observa una columna de humo elevándose en la localidad siria de Tal Aybad (Bulent KILIC/AFP)

Donald Trump ha planteado este jueves la posibilidad de una mediación estadounidense en el conflicto entre Turquía y los kurdos después del comienzo de la invasión que ha provocado ya la muerte de diez civiles y 29 combatientes a la vez que la huida de 60.000 personas de las zonas de combate. 

«Tenemos las tres opciones siguientes: enviar miles de soldados para ganar militarmente, golpear muy duro a Turquía financieramente y con sanciones, y hacer de mediadores en vistas a un acuerdo entre Tuquía y los kurdos», ha señalado a través de Twitter.

No ha detallado si la diplomacia estadounidense ha comenzado a estudiar esta mediación.

Trump está siendo objeto de críticas en Estados Unidos, tanto de exmilitares, como de políticos demócratas e incluso de su propio partido Republicano, que le acusan de haber abandonado a los kurdos retirando las tropas en el norte de Siria, abriendo la puerta a la ofensiva de Ankara.

El presidente estadounidense relativizado la alianza de EEUU con las milicias kurdas en el combate contra el Estado Islámico (ISIS) y respondido a las acusaciones de «traición» al argumentar que le «gustan» los kurdos de Siria, pero que no tiene ninguna obligación de protegerlos porque ellos no combatieron junto a EEUU contra la Alemania nazi. «No nos ayudaron con la Segunda Guerra Mundial. No nos ayudaron con Normandía», ha manifestado.

Prisioneros yihadistas

Además, al igual que sus socios europeos, los criticos advierten de una posible revitalización del Estado Islámico, ya que miles de yihadistas podrían escapar de los centros de detención gestionados por las fuerzas kurdo-árabes en Siria.

Trump ha advertido a Turquía que ahora es su responsabilidad controlar a estos prisioneros, pero Ankara ha recalcado que sólo será responsable de los presos que se encuentren en los territorios que prevé invadir.

«Estados Unidos y otros dejaron muy claro que se quedarán en la zona sur de la 'zona segura' que vamos a establecer, así que esos (los yihadistas que estén en esa zona) serán responsabilidad de los estadounidenses y los otros», ha señalado el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

Así, ha subrayado que «si estos campamentos y prisiones están en el área que controla ahora el régimen, es responsabilidad del régimen». «No puedo asumir la responsabilidad de terroristas que no están bajo mi control», ha agregado.

Por otro lado, Washington ha advertido a Turquía de «consecuencias» si lleva a cabo una intervención «inhumana» pero el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha rehusado concretar cuáles son las «líneas rojas» que EEUU ha establecido a Turquía.

«Pero puedo asegurar que los dirigentes turcos saben muy de qué se trata», ha añadido.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK