EEUU confirma que retuvo una partida de ayuda a Ucrania para que investigara a los demócratas

La Casa Blanca ha confirmado que retuvo ayuda a Ucrania en parte para que sus autoridades investigaran la presunta corrupción de los demócratas en las elecciones de 2016, lo que contradice a Donald Trump, que mantiene que no condicionó la entrega de esa asistencia.

NAIZ|2019/10/17
Trump
Seguidores de Trump protestan frente al Capitolio por el posible «impeachment» contra el presidente. (Olivier DOULIERY / AFP)

Mick Mulvaney, el jefe de Gabinete del presidente de EEUU, Donald Trump, ha confirmado que este año se retuvo un paquete de ayuda de casi 400 millones de dólares a Ucrania en parte porque la Casa Blanca quería que las autoridades de Kiev investigaran la presunta corrupción de los demócratas en las elecciones de 2016.

Las declaraciones de Mulvaney contradicen la afirmación de Trump de que no condicionó la entrega de esa asistencia y suponen la primera admisión oficial de que el presidente quería conseguir algo relacionado con la política electoral de EEUU cuando retuvo esa ayuda, lo que forma parte de la investigación para poner en marcha un juicio político contra el mandatario.

«¿Me mencionó (Trump) la corrupción relacionada con el servidor (de correo electrónico) del DNC (Comité Nacional demócrata, secretariado del partido)? Absolutamente. No hay duda de ello. Y por eso retuvimos el dinero» que iba a parar a Ucrania, ha señalado Mulvaney en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

«La revisión de lo que pasó en 2016 fue ciertamente parte de lo que le preocupaba (a Trump) en relación con la corrupción en ese país (Ucrania). Y eso es absolutamente apropiado», ha agregado.

Mulvaney se refería a la sospecha de Trump de que un servidor del DNC pirateado por agentes de Inteligencia rusos y que supuestamente contenía correos electrónicos de la que fuera su rival en las elecciones de 2016, Hillary Clinton, se encontraba en Ucrania, una teoría sobre la que no hay pruebas.

«Lo hacemos todo el rato»

La investigación demócrata previa a un juicio político se ha centrado hasta ahora, sin embargo, en la posibilidad de que Trump pusiera otra condición para entregar la ayuda: una exigencia de que las autoridades ucranianas indagaran sobre la presunta corrupción en Ucrania del exvicepresidente de EEUU Joe Biden y su hijo, Hunter.

Trump ha reconocido que presionó al presidente ucraniano, Vladimir Zelenski, para que investigara a los Biden, pero ha rechazado haber retenido la ayuda económica para conseguirlo.

«El dinero que retuvimos no tuvo absolutamente nada que ver con Biden», ha insistido hoy Mulvaney.

No obstante, la admisión de Mulvaney de que Trump quería conseguir detalles relacionados con el DNC promete dar nuevos motivos a los demócratas para someterle a un juicio político porque consiste igualmente en pedir ayuda a una potencia extranjera para un propósito partidista electoral.

Mulvaney ha argumentado que lo que hizo Trump «no es ilegal» porque condicionar el desembolso de ayuda económica forma parte del desempeño habitual de la «política exterior» estadounidense.

«Lo hacemos todo el rato», ha asegurado, y ha citado como ejemplo la suspensión de la ayuda a Honduras, El Salvador y Guatemala hasta que accedieron a plegarse a las exigencias de Washington para frenar la inmigración irregular hacia EEUU.

Pero en entonces el condicionamiento no tenía que ver con la petición de ayuda a un Gobierno extranjero con propósitos electorales, como el del caso ucraniano.