Matteo Salvini reúne a la derecha italiana y promete volver «pronto» al Gobierno

El líder ultraderechista italiano Matteo Salvini ha prometido este sábado desalojar «pronto» al Gobierno del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y el Partido Demócrata (PD), en una demostración de fuerza en Roma junto al resto de partidos de la derecha.

NAIZ|2019/10/19
Salvini
El líder de la Lega, Matteo Salvini, se dirige a los manifestantes. (Tiziana FABI / AFP)

Matteo Salvini, líder de la ultraderechista Lega, ha reunido esta tarde en una multitudinaria manifestación en Roma a toda la derecha italiana para protestar contra el Gobierno del M5S y el PD, y en la que ha prometido volver «pronto» al poder. Con él han los gobernadores de las regiones controladas por su alianza con Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y Fratelli d'Italia, de Giornia Meloni, ambos presentes.

«Nosotros al Gobierno, estoy seguro, volveremos y será pronto y por la puerta principal», ha proclamado en la plaza de San Juan de Letrán de la capital, en la que se han congregado alrededor de 200.000 personas llegadas del todo el país en una docena de trenes especiales y varios cientos de autobuses, según los organizadores del acto, celebrado bajo el lema «Llegó tu turno, hay que amar y proteger a Italia».

El exministro del Interior y líder ultraderechista, que en agosto rompió su alianza de Gobierno con el M5S y perdó el poder, agita las calles para protestar contra el Ejecutivo, al que considera no solo un «fraude» y acusa de estar interesado solo en mantener sus propios privilegios, y reclamar elecciones anticipadas ahora que los sondeos sitúan a su formación como primera fuerza en intención de voto. En agosto, las encuestas daban a la Lega un 38% intención de voto, un 7% a Forza Italia y otro 7% a Fratelli d'Italia.

La manifestación de Roma se ha celebrado sólo unos días antes del aniversario de la marcha sobre la capital organizada por Benito Mussolini a finales de octubre de 1922 que marcó el inicio del fascismo y que cada año reúne a cientos de nostálgicos.

Demostración de fuerza

La intención de Salvini era clara: ejercer una demostración de fuerza nada más y nada menos que en la plaza de San Juan de Letrán, tradicional territorio de la izquierda y de los sindicatos, y más de cara a las elecciones del próximo domingo en la región de Umbria (centro).

Ante un público entregado, entre el que estaba la organización fascista CasaPound, ha presumido de su año como ministro del Interior, en el que «hubo puertos cerrados» en Italia para las embarcaciones que rescatan inmigrantes en el Mediterráneo. Y ha criticado con especial dureza el modelo actual de la Unión Europea (UE).

Con esta demostración de fuera, el trío de Salvini, Berlusconi y Meloni ha querido presumir de gestión en las once regiones que gobiernan y, sobre todo, dejar claro que la unidad es su fórmula del éxito.

Entretanto el Gobierno del M5S y el PD sigue su curso, ahora enfrascado en la tramitación de los Presupuestos Generales para 2020, siempre pendiente de lo que hará el ex primer ministro socialdemócrata Matteo Renzi, que ha fundado una nueva formación, Italia Viva.