Doble y húmedo duelo norte-sur en las semifinales del Mundial

Nueva Zelanda-Inglaterra el sábado y Sudáfrica-Gales el domingo. Doble duelo entre el hemisferio sur y el norte en las semifinales del Mundial, que se disputan, probablemente bajo la lluvia, este fin de semana.

Imanol INTZIARTE|2019/10/25
Gales
Los jugadores de Gales cruzan un charco para entrenar en el International Stadium Yokohama, sede de las dos semifinales. (ODD ANDERSEN / AFP)

El Mundial de rugby afronta este fin de semana su penúltimo escalón, con la disputa de las semifinales. Ambos partidos se juegan en Yokohama, donde ha caído mucha agua durante las últimas horas y se prevé que siga lloviendo.

El primer billete para la gran final se pone en liza este sábado, a partir de las 10.00 (hora de Euskal Herria), y tendrá como protagonistas a Nueva Zelanda e Inglaterra.

Los All Blacks buscan su tercer entorchado consecutivo. La gran novedad en la alineación de Steve Hansen es la inclusión de Scott Barrett en la tercera línea, en detrimento de Cane, que empezará en el banco. El resto serán los mismo que pasaron por encima de Irlanda en cuartos, con Aaron Smith y Mo’unga en la bisagra, y Beauden Barret cerrando como zaguero.

No sin cierta lógica, Inglaterra lleva toda la semana vistiéndose con la piel del cordero y tratando de poner toda la presión sobre los hombros de sus rivales. Tras prescindir de Ford como apertura titular en el duelo ante Australia, Eddie Jones vuelve a su habitual dupla Ford-Farrell para el 10 y el 12, desplazando a Tuilagi al 13. El damnificado es Slade.

Más cerrado

La segunda semifinal tendrá como protagonistas a Sudáfrica y Gales. Será el domingo a la misma hora, aunque para ello antes habrá que retrasar las manecillas sesenta minutos. Se espera un partido bastante más cerrado que el de la víspera, con un rugby más rocoso y centrado en los puntos de contacto.

Además Sudáfrica no podrá contar con uno de sus estiletes en las alas, ya que Kolbe es baja y su lugar lo ocupa Nkosi. El resto son los mismos que derrotaron a Japón, desgastando primero a los bulliciosos anfitriones antes de pasarles por encima en la recta final.

El perfil de Gales es diferente al de los nipones. Los dragones vienen de sufrir en cuartos ante Francia y ganar por la mínima gracias a la expulsión del kanako Vahaamahina, al que su codazo en un maul le va a costar seis semanas de suspensión. Warren Gatland no podrá contar con Navidi, y en su lugar entra Moriarty para cerrar la melé. Otra baja importante es la de Liam Williams, cuyo puesto como zaguero lo cubrirá Halfpenny.