Abascal celebra la «fulgurante gesta» de la ultraderecha y avisa de sus demandas con Catalunya

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha celebrado convertir al partido ultraderechista en la tercera fuerza del Estado español y ha resumido sus propósitos en combatir la inmigración ilegal, la supresión de las autonomías y la «restauración del orden constitucional» en Catalunya, además de multiplicar los recursos ante el Tribunal Constitucional.

NAIZ|2019/11/10
Vox-abascal
El líder de Vox, Santiago Abascal, en el momento de votar. (Pierre-Philippe MARCOU/AFP)

Entre gritos de «a por ellos», el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha celebrado con cientos de simpatizantes ante la sede de su partido en Madrid haberse convertido en la tercera fuerza política del Estado español con 52 escaños y 3,5 millones de votantes.

Y ha resumido su propósito desde esa posición: combate de la inmigración ilegal, supresión de las autonomías, «concordia frente a odios del pasado» o restauración del «orden constitucional» en Catalunya.

Abascal ha destacado que la formación de ultraderecha ha sido el partido que más ha subido en votos y en escaños, lo que ha descrito como la «gesta política más fulgurante y más rápida de la democracia española».

Además, ha asegurado que Vox consolida «una alternativa patriótica y social que demanda unidad nacional y restauración del orden constitucional en Cataluña, con la aplicación implacable de nuestras leyes, la igualdad de todos los españoles en todo el territorio nacional y la transformación del anitiigualitario y liberticida estado de las autonomías».

«Un cambio cultural»

Desde un balcón habilitado en el exterior, y acompañado por el núcleo duro del partido –Javier Ortega-Smith, Iván Espinosa de los Monteros, Rocío Monasterio y Jorge Buxadé– ha advertido de que, habiendo superado el medio centenar de escaños, podrán recurrir ante el Tribunal Constitucional las «leyes liberticidas que los otros partidos han dejado pasar».

Abascal ha añadido que no solo han logrado alterar el mapa político español, sino protagonizar también «un cambio cultural». En este sentido, se ha atribuido el haber «abierto debates prohibidos», subrayando que la izquierda «no tiene ninguna superioridad moral»

Según el líder de Vox, ha contribuido al «perfeccionamiento de la democracia», porque el Congreso español «tiene una representación real y fidedigna de lo que representa el pueblo español».

A los gritos de los seguidores de «presidente, presidente», Abascal ha respondido que «todavía no, va a haber que trabajar mucho más», pero ha asegurado que su objetivo seguirá siendo ganar las elecciones. «Lo intentaremos dentro de cuatro años o cuando seamos convocados de nuevo a las urnas, pero nunca detendremos nuestra voluntad de construir una mayoría patriótica», ha afirmado.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK