El crecimiento de EH Bildu y PNV sella otra derrota de la derecha unionista en Euskal Herria

La derecha avanza en el Estado, pero en Euskal Herria sigue derrotada y el 10N deja además un cuadro más abertzale. EH Bildu no solo ha retenido el escaño en Araba sino que logra el de Nafarroa con Bel Pozueta, en un gran resultado global. El PNV también suma el cuarto en Bizkaia, aunque con menos votos totales.

Ramón SOLA|2019/11/10
Belasiron
El exdiputado Cuadra y el exalcalde Asiron, con Bel Pozueta esta noche en Iruñea. (Idoia ZABALETA | FOKU)

El avance de la derecha española, y sobre todo de la ultraderecha de Vox, es la noticia en el panorama global estatal, pero no ocurre lo mismo en Euskal Herria, donde tanto PNV como EH Bildu han avanzado un escaño, pasando a siete y cinco respectivamente. Los jelkides lo logran en Bizkaia y los independentistas de izquierda en Nafarroa, con una figura referencial como Bel Pozueta y un resultado espectacular, superior incluso aquí al de Amaiur en 2011.

Son las dos fuerzas claramente ganadoras de estas elecciones en Euskal Herria y tendrán grupo propio en el Congreso. Incluso en términos porcentuales del conjunto del Estado se aprecia su avance, porque a falta de cerrar el escrutinio el PNV ha pasado de tener el 1,51 al 1,57% del voto total y EH Bildu ha crecido porcentualmente todavía más, del 0,99 al 1,15%. El partido de Andoni Ortuzar, con todo, pierde 17.000 votos desde abril, mientras que la fuerza que lidera Arnaldo Otegi sube unos 18.000 (y ello pese al aumento de la abstención), sobre todo por la tracción de Nafarroa.

Los movimientos de escaños se registran en Bizkaia, donde el PNV logra su cuarto escaño sobre ocho en detrimento de Unidas Podemos, que pierde su segundo. El trasvase tiene que ver más con el empuje jelkide en este territorio que con los efectos de la división en el grupo morado, dado que Más País (el partido de Iñigo Errejón liderado ahí por Txema Urkijo) ha obtenido un resultado muy escaso, de menos de 10.000 votos, menos que Vox. Y ese avance permite a Sabin Etxea recuperar una cifra de escaños en Euskal Herria (siete) que no tenía hace quince años, en los que ha oscilado entre cinco y seis.

EH Bildu ha subido porcentajes en todos los herrialdes, pero especialmente reseñable es lo ocurrido en Nafarroa, donde la madre de Altsasu Bel Pozueta se quedó en abril a 408 votos de la tribuna del Congreso y ahora le han sobrado muchos miles. De hecho, el suyo fue entonces el sexto escaño en el reparto D’Hont y ahora ha saltado al tercero, solo por detrás de Sergio Sayas (Navarra Suma) y de Santos Cerdán (PSN). Es este último partido quien lo pierde, pero también Unidas Podemos ha quedado superada por una lista de EH Bildu que ha despuntado.

No ha habido movimientos de escaños en Gipuzkoa ni en Araba respecto a abril, pero sí cosas que comentar. En esta última circunscripción la nueva candidata del PP Marimar Blanco ha tenido unos 500 votos más que Javier Maroto, pero es que Iñaki Ruiz de Pinedo ha cosechado 2.500 sufragios más, ampliando su ventaja.

En cuanto a Gipuzkoa, PNV y EH Bildu también suben en porcentaje ante un PSE estancado y una Unidas Podemos a la baja, con lo que sirve como resumen de la fotografía global.

PSOE y UP, a la baja; PP y Vox, anclados

Tanto PSOE como Unidas Podemos han caído notablemente en tan corto periodo, por lo que se constata que han pagado también en Euskal Herria la frustración de no haber llegado a un acuerdo de gobierno en Moncloa. La factura le sale más cara a Unidas Podemos (unos 47.000 votos menos) que a la suma de PSE y PSN (39.000).

Todo ello da como resumen que el PNV ha ganado estos comicios en Euskal Herria con siete escaños, por encima de cinco de EH Bildu, PSOE y Unidas Podemos, mientras que la derecha vuelve a quedarse reducida a los dos de Navarra Suma. Con todo, no es un buen resultado para esta coalición derechista, que se ha quedado por debajo de los 100.000 sufragios cuando UPN-PP llegó a tener 150.000 en la época de José María Aznar.

Además, Vox apenas ha sumando en Euskal Herria 1.400 votos más que el 28A, contrariamente al aumento brutal que ha experimentado en el Estado.

Lo previsto en el Senado

La fotografía del Senado sí ha sido la previsible. El PNV se hace con los nueve electos por las victorias de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, y Navarra Suma logra los tres correspondientes al primer puesto en Nafarroa.

El PSOE rasca tres aquí y allá por sus segundas posiciones en Bizkaia, Araba y Nafarroa, y EH Bildu repite el de Gipuzkoa, con Gorka Elejabarrieta.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK