Zinebi estrena un documental sobre la muerte de la activista Gladys del Estal en 1979

La película se adentra en la movilización antinuclear previa a la muerte por un disparo de la Guardia Civil de la activista Gladys del Estal y en las que siguieron como protesta por este doloroso suceso, ocurrido en el transcurso de una fiesta ecologista y reivindicativa  convocada en Tutera en 1979.

Naiz|Bilbo|2019/11/11
Ezeskerrikasko
El equipo de ‘Ez eskerrik asko’ en la presentación de esta mañana. (Monika DEL VALLE / FOKU)

El Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbo Zinebi estrenará mañana el largometraje documental ‘Ez, eskerrik asko. Gladysen leihoa’, dirigido por Bertha Gaztelumendi, que recuerda la muerte de Gladys del Estal hace 40 años por un disparo de la Guardia Civil en una concentración antinuclear celebrada en Tutera.

El documental, que cuenta con la colaboración de ETB y que se estrenará dentro de la sección no competitiva ‘Bertoko Begiradak. Miradas desde Euskadi’, ha sido presentado hoy por su directora, junto al guionista Sabino Ormazabal y la productora Silvia Mendibil, acompañados por Vanesa Fernández Guerra, directora de Zinebi.

El 3 de junio de 1979, un disparo de un guardia civil acabó con la vida de la joven Gladys del Estal en Tudela, durante una fiesta reivindicativa dentro de una jornada internacional contra la energía nuclear convocada por el movimiento antinuclear.

El documental narra durante algo más de 60 minutos quién era esa chica de 23 años y cómo sucedieron los hechos, y recoge los sucesos anteriores y posteriores a su muerte en Euskal Herria y en el resto de Europa.

La muerte de Gladys del Estal se produjo en el marco de las protestas de rechazo al polígono de tiro de las Bardenas, en funcionamiento desde 1951, en un momento en el que el Gobierno central tenía entre manos un proyecto para construir una central nuclear en el Soto de Vergara, entre Arguedas y Tutera.

Además, meses antes de la muerte de Gladys, la central nuclear de Three Mile Island (Harrisburg, EEUU) sufrió un accidente nuclear que puso en pie al movimiento ecologista europeo. Gladys del Estal Ferreño vivía en el barrio de Egia de Donostia, era programadora informática y compaginaba su trabajo con sus estudios de Químicas. Era también militante ecologista, por lo que el 3 de junio acudió a Tutera a la llamada de los Comités Antinucleares.

Ese día, la Guardia Civil irrumpió violentamente en el Paseo del Prado, donde se celebraba un acto pacífico previamente autorizado. Gladys llegó muerta al centro hospitalario como consecuencia de un disparo en la cabeza. El agente que disparó fue condenado a 18 meses de cárcel por un delito de imprudencia temeraria con resultado de muerte.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK