La lógica política deja limpio el camino a la investidura de Pedro Sánchez en segunda vuelta

Los 158 votos que Pedro Sánchez tiene ya garantizados con la suma de PSOE, Unidas Podemos y Más País le darían el respaldo suficiente para ser investido en segunda vuelta, habida cuenta de que no se atisba una combinación opositora que iguale al menos esa cifra.

Imanol INTZIARTE|2019/11/12
Pedro2
Pedro Sánchez y Carmen Calvo ríen en una sesión del Congreso. (J.DANAE / FOKU)

Hay mucho de épica en algunos análisis, pero la investidura de Pedro Sánchez como presidente de un Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos no tendría por qué pasar ningún apuro para salir adelante en segunda vuelta, cuando solo se necesita que los votos positivos superen a los negativos. Otra cosa será el posterior día a día.

Los ejercicios matemáticos hacen hincapié en los ‘síes’ que podrían conseguir, pero quizás sea mejor centrar la mirada en los ‘noes’. PP (88 escaños), Vox (52) y Navarra Suma (2) se posicionarán en contra, lo que suma 142 votos. En el otro lado de la balanza, PSOE (120), Unidas Podemos (35) y Más País (3) ya alcanzan los 158 a favor.

Aunque Pedro Sánchez no lograra ningún respaldo añadido, cosa que está por ver, sus opositores necesitarían 16 votos más para empatar y tumbar la propuesta. Una decena podrían provenir de Ciudadanos, una formación que ahora mismo está sobre la lona, al borde del KO y pendiente de definir su rumbo.

El grueso de los demás son fuerzas catalanas (13 de ERC, 8 de JxCat  y 2 de CUP), vascas (7 de PNV y 5 de EH Bildu) o gallegas (1 de BNG), que a priori no unirán sus fuerzas a las derechas contra una fórmula de este tipo, a sabiendas de que la alternativa pasaría por unas nuevas elecciones.

Completan el hemiciclo Coalición Canaria (2), Teruel Existe (1) y el Partido Regionalista Cántabra (1). Estos últimos ya dieron hace unos meses su respaldo a Sánchez.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK