Protesta conjunta de aficionados de Osasuna y Athletic contra la Eurocopa en San Mamés

En los prolegómenos del derbi en El Sadar, Indar Gorri y Herri Norte Taldea han realizado una concentración en protesta por la Eurocopa de 2020 que se celebrará en San Mamés. La selección española jugará tres partidos como «local», incluso un cuarto partido de octavos de final, y el sorteo podría deparar un duelo ante la selección francesa.

Manex ALTUNA|2019/11/24
Eurocupuriz
Protesta contra la Eurocopa en los aledaños de El Sadar. (Iñigo URIZ / FOKU)

En una semana en la que se ha confirmado que la selección española jugará tres partidos como «local» en San Mamés el próximo verano, aficionados de Osasuna y Athletic han realizado una concentración en protesta por la celebración de la Eurocopa en Bilbo antes del derbi en El Sadar.

La movilización había sido convocada por Indar Gorri y HNT, un gesto a tener en cuenta tras unos años en los que las relaciones entre ambos grupos no han sido las mejores y hasta llegaron a producirse incidentes. En las previas de otros derbis también se han realizado kalejiras con aficionados de los conjuntos vascos.

La imposibilidad de que la selección vasca pueda participar en torneos oficiales es el principal motivo de protesta. Asimismo, también se critica el modelo capitalista que se impulsa con este tipo de eventos. Hace unos días se conoció que la diputación de Bizkaia aportará 750.000 euros para albergar el torneo. Se deconoce si otras instituaciones como el Ayuntamiento de Bilbo o el Gobierno de Lakua también aportan dinero de forma directa. A esto se suma el cambio de la normativa fiscal exigido por la UEFA para acoger la Eurocopa que exime a los no residentes de pagar impuestos por las actividades del torneo.

Resulta también obsceno que desde la organización de la Eurocopa se pidan casi un millar de voluntarios que no percibirán ninguna retribución por los trabajos realizados.

La dinámica «Eurocopa honi ez!» lleva varios meses realizando charlas por toda la geografía vasca explicando su rechazo a la acogida del torneo.

Imposible separar deporte y política

Desde las instituciones de la CAV tratan de restar trascendencia a que la selección española vaya a jugar como «local» en San Mamés. El consejero de cultura de Lakua, Bingen Zupiria, aseguraba que entraba dentro de la normalidad y que se trata de un «acontecimiento deportivo».

Este discurso se contradice con la constatación de que la selección española jugó su último partido en San Mamés hace 53 años en pleno franquismo. La dificultad de separar deporte y política se comprueba también cuando en el último partido de la selección española la federación que preside Luis Rubiales aprovechó para conmemorar el 175 aniversario de la Guardia Civil en los prolegómenos del partido ante Rumanía en el Wanda Metropolitano.

Bilbo acogerá los partidos de la fase de grupos de la selección española los días 15, 20 y 24 de junio. El cuarto partido que se celebrará en San Mamés serán los octavos de final. Dependiendo de la clasificación, la selección española también podría disputar ese encuentro. El 30 de noviembre se celebrará en Bucarest el sorteo para confeccionar los grupos y la selección española está encuadrada en el bombo uno como cabeza de serie junto a Bélgica, Ucrania, Italia, Inglaterra y Alemania por lo que no se enfrentará con estos equipos.

El sorteo podría deparar un duelo entre la selección española y la francesa en San Mamés. El combinado galo ha sido encuadrado en el bombo dos con Suiza, Croacia y Polonia, otros de los equipos que podrían jugar en Bilbo al igual que Turquía, Austria, Suecia, Portugal y Republica Checa, que conforman el bombo número 3.

El cuarto equipo del grupo E saldrá del equipo vencedor de la repesca que disputarán Bosnia-Herzegovina, la selección del norte de Irlanda, el combinado que representa a la República del sur de Irlanda y Eslovaquia.

Otro de los aspectos que falta por concretarse es donde preparará los partidos la selección española. En un principio se habló de que entrenarían en Lezama, pero también se especula con que lo hagan en las instalaciones de la Real en Zubieta. Aficionados del conjunto txuri-urdin ya han protestado en redes sociales tras conocerse esta posibilidad.

Sin pasos de la selección vasca

La Eurocopa llegará también en un momento en el que parece que la reivindicación de la oficialidad de las selecciones vascas ha desaparecido de la agenda política. Tras una época en la que los partidos del combinado tricolor se convertían en una fiesta reivindicativa con miles de personas, los desencuentros entre jugadores y Federación Vasca por la falta de iniciativas trajeron la suspensión de los amistosos.

En 2010 volvieron a comenzar a organizarse partidos, pero con cada vez menor asistencia ante la evidencia de que no se daba ninguno paso en otros ámbitos. En diciembre del año pasado la Federación Vasca -representa a Bizkaia, Araba y Gipuzkoa, perot ambién convova jugadores de Nafarroa e Ipar Euskal Herria- aprobó una iniciativa en asamblea a la que asistieron jugadores de élite para reclamar la oficialidad, pero durante este tiempo no se tiene conocimiento sobre qué pasos se han dado.

Al mismo tiempo, coincide con un momento en que tampoco se han logrado organizar amistosos como ocurrió con el fallido intento de enfrentarse a Argentina.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK