Homenaje a las víctimas del puente de Londres mientras sigue la polémica política

Las dos víctimas del apuñalamiento del viernes en Londres, de 23 y 25 años, han sido homenajeadas este lunes mientras continúa un debate que se ha colado en campaña.

NAIZ|2019/12/02
London
El alcalde Khan, Johnson y Corbyn, en el acto. (Daniel LEAL-OLIVAS | AFP)

Londres ha acogido este lunes un simbólico acto de homenaje a las dos personas que perdieron la vida el viernes por el ataque perpetrado junto al Puente de Londres: Jack Merritt, de 25 años, y Saskia Jones, de 23, fallecieron tras ser apuñalados en una charla sobre rehabilitación de presos.

Las autoridades han atribuido el ataque a Usman Khan, un exconvicto que abandonó la cárcel en diciembre de 2018 y que murió el viernes abatido a tiros por la Policía, después de ser interceptado en un primer momento por tres ciudadanos.

El primer ministro, Boris Johnson, y el líder de la oposición, el laborista, Jeremy Corbyn, se han sumado al homenaje organizado este lunes, en el que el alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha apelado a la unidad y a los valores para «derrotar el odio».

Khan ha destacado el «heroísmo de londinenses anónimos y de los servicios de emergencia que corrieron hacia el peligro, arriesgando sus vidas para ayudar a personas que ni siquiera conocían». Las autoridades locales han abierto un libro de pésames para recoger las condolencias de la ciudadanía.

El ataque, condenado de forma unánime por toda la clase política británica, se ha colado en el debate de la campaña electoral. Johnson anunció el domingo que se revisaría la situación de 74 personas condenadas por «terrorismo» y que han quedado en libertad antes de cumplir toda su pena.

Corbyn ha sugerido que los recortes impulsados por el Partido Conservador en materia de investigación, salud mental y servicios sociales, podrían suponer «oportunidades perdidas para intervenir en las vidas de personas que siguen cometiendo acciones execrables», aunque ha cuestionado que sea necesario el cumplimiento íntegro de las penas.

El padre de una de las víctimas, David Merritt, ha respondido a la polémica instando a los líderes a no «usar» la muerte de su hijo, en un tuit en el que ha compartido las portadas de varios tabloides. «Jack se oponía a todo lo que defendéis: odio, división, ignorancia», ha criticado, según la agencia Reuters.