Putin y Xi ponen en funcionamiento el gasoducto que suministrará gas ruso a China

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y China, Xi Jinping, han puesto en funcionamiento este lunes el gasosoducto «Fuerza de Siberia», por el que la gasística rusa Gazprom suministrará a su contraparte china, la petrolera CNPC, más de un billón de metros cúbicos de gas natural durante los próximos treinta años.

naiz|Sochi|2019/12/02
Gazprom-siberia
El campo gasístico de Chayandinskoye, en la región rusa de Yakutia, un punto clave del nuevo gasoducto. (GAZPROM)

«El contrato firmado por nuestros países en 2014 ha sido el mayor en la historia del sector gasístico nacional», ha subrayado el jefe del Kremlin desde Sochi, precisando que se suministrarán a China más de un billón de metros cúbicos de gas en los próximos tres decenios por este nuevo gasoducto.

El comienzo de los suministros es un «acontecimiento histórico tanto para Rusia como para China», ha señalado Vladimir Putin en una videoconferencia con su homólogo chino y con las estaciones compresoras de gas a ambos lados de la frontera entre los dos países.

La puesta en marcha del «Fuerza de Siberia» eleva la cooperación ruso-china en el ámbito de la energía a un «nuevo nivel cualitativo, y acerca la meta que se han planteado Moscú y Pekín de alcanzar un intercambio comercial de 200.000 millones de dólares para 2024, ha añadido.

En vísperas de la inauguración, el jefe Exportaciones de Gazprom, Andrei Zotov, precisó que el próximo año se exportarán a China a través de este gasoducto 5.000 millones de metros cúbicos de gas natural, volumen que aumentará a 10.000 millones en 2021 y a 15.000 millones en 2022.

Gazprom suministrará a China 38.000 millones de metros cúbicos anuales de gas natural durante 30 años, según se estableció en el contrato firmado en mayo de 2014 con la petrolera china CNPC.