Osasuna suma un punto ante el Sevilla con un jugador menos durante media hora

El Sadar ha vuelto a vivir otro derroche de juego de Osasuna en un partido que ha terminado 1-1 ante un Sevilla que es uno de los rivales más difíciles y contra que el que ha jugado con uno menos durante media hora.[Datos del partido]

NAIZ|2019/12/08
Avila
Remate de Ávila que ha supuesto el gol de Osasuna. (Iñigo URIZ/FOKU)

Osasuna, con un gol de Chimy Ávila, ha sumado de forma brillante un punto en un encuentro que se le ha complicado mucho de forma tempranera.

El equipo rojillo ha comenzado el partido de la única forma que sabe, apretando mucho arriba y poniendo en aprietos al rival, en este caso el Sevilla.

En el minuto 4 ha tenido la primera con una remate de cabeza al larguero de Ávila.

Sin embargo, la respuesta del Sevilla a esta presión han sido los balones largos y para el minuto 11 ya ha acertado con meter entre los palos uno de ellos por mediación de Munir.

Poco después se ha producido el lance más preocupante del partido al golpearse en la cabeza Marc Cardona tras saltar con los dos centrales. Ha parecido solo un susto, pero el jugador rojillo ha sido trasladado al hospital para ser analizado a fondo.

Arrasaste ha tenido que tirar de Adrián para cubrir la baja.

Entre el gol y el parón para atender a Cardona ha dado la sensación de que Osasuna se descentraba, mientras el Sevilla se iba encontrando más cómodo.

Sin embargo, cuando parecía que la caraja podía matar a los rojillos, ha llegado la jugada al borde del descanso en la que Adrián ha dado un excepcional pase de tacón que Ávila ha convertido en gol con un fortísimo disparo.

Descanso con tablas y en un partido muy abierto.

La segunda parte ha comenzado con mucha intensidad con los dos equipos lanzados a la portería contraria sin escatimar esfuerzos.

La intensidad del partido también se ha trasladado a los banquillos donde Arrasate ha sido amonestado y donde los dos técnicos han tenido más de un enfrentamiento verbal.

En el minuto 61 Oier Sanjurjo ha visto la segunda tarjeta y se ha ido a la calle, circunstancia que complicaba mucho la última media hora a Osasuna ante un rival tan potente.

Ha sido entonces cuando ha salido a relucir la casta y el empuje físico de los rojillos.

Con uno menos y dando todo el mundo por bueno un punto el tales circunstancias, Osasuna no solo se ha defendido con solvencia sino que ha dado más de un susto al Sevilla, uno de los huesos de la Liga.